https://static.leonoticias.com/www/menu/img/deportes-cultural-desktop.png

La Cultural se duerme y ya roza el fracaso en un curso para olvidar

Los jugadores de la Cultural se lamentan del penalti./Peio García
Los jugadores de la Cultural se lamentan del penalti. / Peio García

El conjunto leonés salva un punto en el último suspiro ante el Salamanca, que llegaba al partido en situación crítica, y que estuvo muy cerca de llevarse los tres puntos gracias a un gol de penalti en la primera parte

RUBÉN FARIÑASLeón

Y el Domingo de Resurrección llegó el toque a muerte de la Cultural. Una muerte anunciada durante toda la temporada. La muerte de un equipo indolente que no es capaz de generar fútbol y cuyo único argumento pasar por rehuir de la autocrítica.

La plantilla más cara de la historia del equipo leonés en Segunda División B naufraga, desengancha a una afición que nunca había acudido en número tan elevado a la grada del Reino de León y destroza la ilusión de regresar a la categoría de plata.

1 Cultural y Deportiva Leonesa

Palatsí; Hugo Rodríguez, Iván González, Pablo Vázquez, Javi Jiménez (Yeray, min.60); Sergio Marcos (Ortiz, min.74), Vicente Romero, Señé; Kawaya (Zelu, min.46), Aridane, Liberto

1 Salamanca Club de Fútbol

Sotres; Calero, Carpio, Armando, Jehu, Víctor; Molina, Chatón, Amaro (José García, min.73); David (Luque, min.61), Asdrúbal (Alomerovic, min.83)

gol
0-1, David Torres (p), min.42; 1-1, Iván González, min.94
árbitro
Palencia Caballero (Colegio Vasco) Amonestó con tarjeta amarilla a Javi Jiménez, Zelu (2) y Pablo Vázquez, por la Cultural; y a Jehu, Carpio y David Torres, del Salamanca
incidencias
Partido correspondiente a la trigésimo cuarta jornada del Grupo I de Segunda División B disputado en el Reino de León, ante 4.500 espectadores

La Cultural ha empatado en el último suspiro (1-1) ante el Salamanca, un equipo que llegaba en situación crítica y que se desesperaba al ver como Iván González anulaba el gol de David Torres y dejaba a ambos descontentos.

José Manuel Aira recompensaba a Hugo Rodríguez, tras sus dos goles en Burgos, con la entrada en el 'once' en una posición poco habitual. El gaditano ocuparía el lateral derecho y sería la gran novedad del equipo titular.

Las reacciones

La tensión se mascaba en la grada. Los resultados de la jornada convertían en trascendental el partido y no tardó la afición en encenderse con sus jugadores. En el minuto 5, Señé ya recibía los primeros silbidos tras una pérdida.

Luego le tocó al árbitro, que no vio penalti en una entrada sobre Liberto en el interior del área, al interpretar que el defensa del Salamanca tocaba balón antes de hacerlo con la pierna del extremo.

Trata de despertar la Cultural... y el mazazo del gol

La primera ocasión del choque sería para los locales. Kawaya se fue de su par, cedió a Liberto y éste puso el balón a Iván González que, solo en el área pequeña, no controlaba bien y su tiro forzado se marchaba por encima del larguero.

El equipo de Antonio Calderón tenía claro su objetivo: dormir el partido. Y lo consiguió. El toque lento, las interrupciones y la pasividad de la Cultural ofrecían hasta la opción de una cabezadita. Tanto fue así, que Asdrúbal pudo aprovechar la 'siesta' de la defensa leonesa para colarse hasta los dominios de Palatsí o obligar al portero a desviar el tiro con el cuerpo.

Así nos lo contó Carlos García

Trató de despertarse del letargo el conjunto de Aira. En una contra, el centro de Hugo fue recibido por Señé, que cedió para que Aridane se entretuviera con el balón y acabara pérdiendola cuando se encontraba en posición franca y con Sotres en el suelo. También el delantero se convertía en centro de las críticas de una afición que con el paso de los minutos se convencía de la dejadez del equipo.

Y saltó por los aires la tensión en el minuto 41. El tiro de un atacante del Salamanca se encontró con la mano de Pablo Vázquez cuando iba hacia portería. Palencia Caballero no lo dudó y señaló la pena máxima. David Torres lanzó el penalti ajustado al palo derecho y haciendo inútil la estirada de Palatsí. Entre el sopor, el Salamanca se ponía por delante y alejaba el sueño del playoff de la Cultural.

Insolencia en la segunda parte

Poco cambio el panorama en la segunda mitad. Los hombres de José Manuel Aira seguían sin dar síntomas de reacción, a pesar de que Señé lo intentó con un tiro desde la frontal que se marchó rozando el palo de la meta visitante.

Dominio y centros al área que no encontraban a un desaparecido Aridane, que parecía no estar en el campo. En uno de esos balones al área reclamó penalti Pablo Vázquez por una falta que no era.

La grada se impacientaba. De la somnolencia se pasaba a la impaciencia, al ver que con el paso de los minutos la reacción no llegaba. Desde el banquillo se buscaba adelantar líneas y los leoneses cerrarían con tres zagueros.

Un córner a favor de la Cultural se convertía en ocasión para el Salamanca. Asdrúbal y Calero aprovecharon que los efectivos blancos estaban en campo contrario para avanzar y que el primero dejara un balón franco al segundo que tuvo que salvar Iván González in extremis para que el remate no fuera contra la portería de Palatsí. Era el minuto 65 y los locales seguían sin aparecer.

Los jugadores evidenciaban indolencia, dejadez y falta de ganas. Todo ello enfadaba aún más a una afición que volvía a ver como su equipo ejecutaba un ejercicio de incapacidad en ataque.

El reflejo del partido lo plasmaba en la estadística Zelu. El jugador andaluz veía la segunda amarilla, en media hora de partido, y dejaba con diez a su equipo en busca de una remontada que parecía una quimera.

Resacatan un punto insuficiente

Pasaban los minutos ante una insolente y pasimoniosa Cultural, que perdía una y otra vez el balón, que se equivocaba en pases sencillos y que apenas mostraba voluntad para superar líneas de una armada zaga del Salamanca.

No había ideas en el equipo de Aira. Nadie ofrecía soluciones a lo que se veía sobre el césped y la parroquia local se desesperaba con el bochornoso espectáculo de sus jugadores. Sobre el césped, mientras, indolencia.

Y cuando parecía que la derrota era una realidad, ahí aparecían dos jugadores que derrochan casta y conocen lo que significa el escudo. Yeray González ponía un centro al área en el minuto 94 al que llegaba Iván González para cabecear al fondo de las mallas el balón y colocar el empate.

No hubo tiempo para más. El resultado ya no se movió y, a pesar del pírrico punto, los leoneses se han dejado buena parte de sus opciones de alcanzar la fase de ascenso.