Supercopa

Una Supercopa dorada abre el curso ACB

Ante Tomic y Facundo Campazzo, durante un clásico del playoff final de la Liga Endesa./EFE
Ante Tomic y Facundo Campazzo, durante un clásico del playoff final de la Liga Endesa. / EFE

Hasta cinco campeones del mundo participan en el torneo que inaugura la temporada, marcado también por el debut de Mirotic como culé en cancha madridista

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZMadrid

Tan sólo seis días después del título del mundo conquistado por España, a partir de este sábado se disputa en Madrid una Supercopa dorada que abre el curso ACB. Hasta cinco campeones (Rudy Fernández, Sergio Llull, Víctor Claver, Pierre Oriola y Quino Colom) participarán en un torneo del que se cae finalmente Pau Ribas por lesión y que inaugura la temporada 2019-2020. Esta Supercopa está marcada también por el debut oficial de Nikola Mirotic con el Barça tras su renuncia a representar a la selección en el Mundial de China y la posibilidad de enfrentarse por primera vez a su exequipo. En la Supercopa de 2006, después del primer oro mundialista de la selección absoluta, también fueron cinco los jugadores que disputaron la competición: Juan Carlos Navarro, el propio Rudy (en el Joventut) y Carlos Cabezas, Carlos Jiménez y Berni Rodríguez, entonces en el Unicaja. Sergio Scariolo dirigía hace 13 años al equipo malagueño que alcanzó la final de la Supercopa que el Unicaja perdió en su cancha frente al Baskonia, que revalidó la Supercopa en el Martín Carpena.

En esta ocasión es el Real Madrid, en el WiZink Center, el que aspira a repetir, lo que permitiría al equipo blanco romper la maldición del anfitrión, aunque esa condición la ostente teóricamente el Fuenlabrada, e igualar al Barcelona en títulos de la Supercopa. Hasta el momento, los azulgrana suman seis y los blancos cinco, una más que el Baskonia, ausente en la presente edición en favor del Valencia Basket, el campeón de la Eurocopa, que se enfrentará al Barça en la primera semifinal (18:30 h.). En la segunda, el Real Madrid es claro favorito frente al Fuenlabrada (21:00 h.), que nunca ha participado en esta competición considerada menor, aunque esta vez vuelve a coger lustre con cinco flamantes campeones del mundo, aparte del morbo que representa ver a Mirotic con la camiseta azulgrana contra sus excompañeros y ante la que fue su afición. «Por si fuera poco Tomic, ahora también Mirotic. El público se lo va a pasar bien», aventura Álex Abrines, que después de medio año alejado de la canchas como consecuencia de una depresión ha regresado al Barcelona tras su paso por Oklahoma.

«Me hubiese gustado que Niko (Mirotic), un gran amigo, hubiese venido al Madrid, pero ha sido su decisión. En la NBA tenía ofertas muy buenas, pero él ha pensado en lo mejor para su familia, ha decidido venir aquí para estar bien con su familia y yo estoy contento de que haya vuelto a España», subrayó tres días antes del estreno en la Supercopa Endesa Felipe Reyes, capitán del vigente campeón. También Sergio Llull pone en juego la defensa de su MVP y se le presenta la oportunidad de ganar el que sería su tercer trofeo de mejor jugador en la Supercopa, ya que también fue reconocido en 2014, en Vitoria. Rudy Fernández también tiene un trofeo MVP de la Supercopa, ganado por el escolta balear en la edición de Zaragoza en 2012, en la primera de tres victorias consecutivas del Madrid contra el Barça en una final.

Este año, pese a que Rudy, Llull, Campazzo, Laprovittola y Deck han jugado la final del Mundial y pudiera pesar el cansancio, al igual que a Oriola y Claver, éste último encumbrado de forma definitiva tras su grandioso campeonato, la lucha por la Supercopa apunta a otra batalla entre eternos rivales. Con el Madrid cabeza de serie en el sorteo como campeón de la Liga Endesa y el Barça como ganador de la Copa del Rey, se abre de nuevo la posibilidad de una final protagonizada por los dos colosos del baloncesto español. Como paso previo a la final del domingo a partir de las 19:00 horas, Barcelona y Madrid deben cumplir los pronósticos, respectivamente, ante el Valencia liderado por Dubljevic y, pese a la despedida de Rafa Martínez, reforzado, entre otros, por el fichaje de Colom; y frente a un Fuenlabrada castigado por las lesiones, y muy inferior al conjunto de Pablo Laso.

Una hora antes de la final del domingo se celebrará el concurso de triples, con un representante de cada uno de los participantes. Esta vez el cartel se presenta aún más atractivo con el regreso a las pistas de Louis Bullock (siete años después de su retirada) y de Marko Popovic, cuya camiseta ya ha sido retirada por el club fuenlabreño y que por primera vez participará en el torneo de cañoneros. Bullock, sin embargo, optará a su cuarto trofeo, mientras que Jaycee Carroll es candidato a un tercero, y frente a su afición.