Copa del Rey

Guijosa espera un partido ante Granollers que se decidirá «por detalles»

Rafa Guijosa, durante un partido./Peio García
Rafa Guijosa, durante un partido. / Peio García

El entrenador marista considera clave no encajar más de 25 goles para estar más cerca de ganar

EFE

El entrenador del Abanca Ademar, Rafa Guijosa, ha manifestado este miércoles, tras la última sesión de entrenamiento y antes de iniciar viaje a Alicante que el enfrentamiento de cuartos de final de Copa el viernes ante el Fraikin Granollers se decidirá «por detalles».

A pesar de las dos victorias ligueras ante el equipo vallesano, el técnico ha reconocido que, sobre todo en el más reciente enfrentamiento a domicilio «se ganó, pero no se dominó al rival, porque llevaron el partido dominado, pero en inferioridad salió la épica, apareció el acierto y se atascaron«.

En este sentido, ha añadido que hubo «muchos pequeños detalles y hubo que trabajar contra ellos, pero también es cierto que ellos fallaron y que llegaron con lesionados».

Guijosa, que ha valorado el poder contar con su plantilla al completo, con la única excepción del lesionado de larga duración Juanjo Fernández, cree que un partido con marcador bajo puede favorecer a su equipo.

«Siempre que no se encajen más de 25 goles se está más cerca de ganar porque significa que el equipo ha estado fuerte en defensa, aunque no valió ante Cuenca o Bidasoa«, ha advertido.

Precisamente, éstos dos últimos rivales, a los que no ha podido vencer el Ademar en la actual temporada, se cruzarán en la otra eliminatoria de cuartos de final de la que saldría el rival en semifinales, en una parte del cuadro que ha considerado que todos los equipos «irán a muerte» buscando el objetivo de asegurarse una plaza para Europa si el rival en la final es el Barcelona Lassa.

«Es el objetivo que buscamos todos, pero que se tenga claro que la segunda plaza de liga no garantiza la participación en Liga de Campeones porque se puede invitar o no a un equipo español, por lo que el querer quedar segundos es por exigencia puramente competitiva«, ha asegurado.

Rafa Guijosa, que aún no ha disputado una final de la Copa del Rey al frente del Ademar, ha considerado la sede de esta temporada, Alicante, como «una de las cunas del balonmano, con equipos como Calpisa o Tecnisán y llegando a las primeras competiciones europeas, en un lugar al que da nombre uno de los grandes del balonmano -Pitiú Rochel-, por lo que seguramente va a ser todo un éxito«.