El representante de Eurovisión que no gusta a Salvini

Mahmood levanta su trofeo como ganador en San Remo. /Efe
Mahmood levanta su trofeo como ganador en San Remo. / Efe

El cantante Mahmood, hijo de un inmigrante egipcio, será el candidato de Italia en el festival

JUANFRAN MORENO

«Soy un chico italiano al cien por cien». El cantante Alessandro Mahmood tuvo que reivindicar sus orígenes el pasado sábado en la primera rueda de prensa tras ganar San Remo 2019 y convertirse en el representante de Italia en el Festival de Eurovisión. La actuación y la canción pasaron a un segundo plano porque la polémica se había desatado en las redes sociales tras unas declaraciones del ministro de Interior italiano y líder de la ultraderechista Liga Norte, Matteo Salvini, que cuestionaban su elección. «Mahmood... mah.... ¿Es la canción italiana más bella? Yo habría elegido 'Ultimo'. ¿Vosotros qué decís?», escribía en su perfil de Twitter.

Mahmood es un joven rapero de 27 años que nació en Milán. Es hijo de una madre italiana y de un padre inmigrante egipcio. Su popularidad aumentó tras su participación en 'Factor X', pero ahora se ha convertido en una estrella musical de su país tras vencer en San Remo 2019, un certamen musical que este año fue seguido por más de 10,5 millones de espectadores y un 56,5% de cuota de pantalla.

Su canción, titulada 'Soldi' ('Dinero' en castellano), es un tema autobiográfico, que mezcla pop y hip-hop, con el que quiere evocar su dura infancia. Cuenta con versos en árabe, simples «palabras», explica, que recuerda de su padre, quien abandonó el hogar familiar cuando él tenía seis años. «Crecí con mi madre. Tengo recuerdos de una figura paterna, pero no son claros», confesó en una entrevista para 'Vanity Fair'. Así, el joven desliza las críticas sobre la presunta finalidad política de la canción. «Es una historia que he vivido y ha vivido mucha gente», apunta.

Su victoria en San Remo tuvo un sabor agridulce. Aunque quedó tercero en el televoto, el joven ganó el concurso tras imponerse como favorito gracias a los apoyos del jurado profesional. En esta ocasión, el voto de los espectadores tenía menos peso que el de los expertos, por lo que se impuso al trío de tenores 'Il Volo' y al cantante 'Ultimo' en la clasificación final.

Precisamente, el vice primer ministro italiano y líder del Movimiento 5 Estrellas, Luigi Di Maio, que gobierna en coalición con la formación ultraderechista de Salvini, tampoco compartió la victoria de Mahmood y centró sus críticas en el propio reglamento del programa de la Rai. «Ha ganado lo que quería una minoría de jueces compuesta por periodistas y radicales. Los mismos que cada vez están más alejados del sentir popular», se quejó en Facebook. No obstante, Salvini ha modulado sus palabras con el paso de los días. Según ha publicado el diario italiano 'La Stampa', el líder político telefoneó al rapero, al que sí considera «compatriota», para explicarle su 'tuit'. «No tengo nada contra él, pero sí contra el jurado profesional», apunta el citado medio.

El triunfo de Mahmood se produce en un momento de gran debate sobre la dura política migratoria del propio Salvini. Un tema que se coló hasta en la última edición de Sanremo por los reproches del cantante y director artístico del Festival, Claudio Baglioni, al Gobierno italiano días antes de celebrarse el concurso. Mientras tanto, Mahmood continúa preparándose para su cita con Eurovisión, cuya final se celebrará el próximo sábado 18 de mayo en Tel Aviv.

 

Fotos