Tumbarello vuelve a ser 'Trufarello'

El chef italiano Andrea Tumbarello (izq.) se adjudica la trufa negra más sustanciosa de la subasta benéfica en Madrid Fusión. /Javier Peñas
El chef italiano Andrea Tumbarello (izq.) se adjudica la trufa negra más sustanciosa de la subasta benéfica en Madrid Fusión. / Javier Peñas

El chef italiano desembolsa 5.100 euros por una trufa de 450 gramos y vuelve a ser el rey en la subasta benéfica de Madrid Fusión

Miguel Lorenci
MIGUEL LORENCIMadrid

Un año más Tumbarello se convirtió en 'Trufarello'. El chef italiano del restaurante Don Giovanni de Madrid, volvió a adjudicarse la trufa negra más sustanciosa de la subasta benéfica de este atractivo y aromático fruto de la tierra soriana que cada año celebra Reale Seguros Madrid Fusión. Andrea Tumbarello desembolsó 5.100 euros por este hongo de 450 gramos. Diez veces más que el precio de salida, que fue de 500 euros. Pagó 11,3 euros por cada gramo de la preciada trufa soriana.

La segunda trufa en subasta, de 250 gramos, fue para un ocasional 'consorcio' riojano formado por cinco restaurantes que se dejaron 4.000 euros por otra pieza de 250 gramos. Les salió más cara, a 16 euros el gramo. En total se pagaron 9.100 euros por 700 gramos de trufa negra, lo que supone un precio de 13 euros el gramo.

La recaudación vuelve a ser para una entidad benéfica, Luis Guanella, que presta ayuda a mujeres discapacitadas. Ambas trufas fueron donadas desde Soria, una cedida por la Asociación de recolectores y truficultores y otra por Asfoso, la Asociación Foresta de Soria.

Cinco restaurantes sorianos se alían y comparten la otra pieza subastada por la que pagaron 4.000 euros

El 'lobby' trufero de restauradores riojanos lo formaron Ignacio Echapresto, de Venta Moncalvillo; Fernando Sáez, de la heladería Las Heras; Francisco Paniego, de El Portal de Echaurren; Lorenzo Cañas, de La Mercería e Iñaki Carolina, de Ikaro. Estos chefs riojanos utilizaran la valiosa trufa para hacer «una comida solidaria por la cocina económica y cerrar el círculo, puesto que la subasta es benéfica».

Los 500 euros iniciales de la primera trufa tardaron apenas cinco minutos en multiplicarse por diez. La puja fue tú a tú entre los riojanos y el chef italiano que acababa llevándose el gato al agua un año más. «Me he pasado el año ahorrando para gastármelo hoy», bromeaba Tumbarello, que se tiene bien ganado y afianzado el apelativo de 'Trufarello'.

No fue esta, con todo, la trufa más cara que paga el chef italiano, que ha llegado a desembolsar hasta 8.000 euros por una pieza de este carísimo hongo. «No me durará mucho. Daremos buena cuenta de ella en los restaurantes», prometía un risueño Tumbarello que el año pasado había pagado 4.100 euros por dos lotes. «Después de la acogida que tuve ayer en Soria tenía que pujar», dijo el cocinero, que estuvo en la provincia castellana en la presentación de la sexta edición de la Ruta Dorada de la Trufa.

Más información

 

Fotos