La Fiscalía archiva el juicio por la tragedia en el festival de música Loveparade donde murieron dos españolas

Aglomeración en el recinto del Loveparade, en Duisburgo (Alemania). /Efe
Aglomeración en el recinto del Loveparade, en Duisburgo (Alemania). / Efe

El 24 de julio de 2010 se produjo una avalancha en el único túnel de acceso y salida al recinto del festival que acabó con la vida de 21 personas de entre 17 y 38 años, entre ellas dos estudiantes de Tarragona

EUROPA PRESS

La fiscalía de la ciudad alemana de Düsseldorf ha aceptado este martes la propuesta de archivar el juicio por la tragedia de la edición de 2010 del festival de música tecno Loveparade en Duisburgo, que se cobró la vida de 21 personas, incluidas dos jóvenes españolas.

El tribunal regional de Duisburgo sugirió a mediados de enero que siete acusados fuesen sobreseídos sin restricciones y que se cerrase la causa contra otros tres a cambio del pago de una multa. El sobreseimiento de un juicio significa que la Justicia reconoce que no cuenta con elementos suficientes para determinar la responsabilidad penal.

El 24 de julio de 2010 se produjo una avalancha en el único túnel de acceso y salida al recinto del festival que acabó con la vida de 21 personas de seis países de entre 17 y 38 años, entre ellas dos estudiantes de Tarragona. Más de 650 resultaron heridas.

El juicio comenzó en diciembre de 2017. En el banquillo de los acusados se sentaron cuatro empleados de la empresa organizadora del evento al que acudió casi el doble de las 250.000 personas previstas y seis miembros de la plantilla del municipio de Duisburgo, acusados de homicidio y lesión corporal grave por negligencia.

La fiscalía señaló que la multa debería rondar «los 10.000 euros» (11.000 dólares) en cada caso y ser destinada a una organización de utilidad pública.

Los tres acusados a los que el tribunal propone multar son empleados de la empresa organizadora del festival, Lopavent. Uno de ellos comunicó la semana pasada que no aceptaría ningún sobreseimiento y que deseaba que el juicio continuara. Esto significaría que el proceso seguiría en curso por lo menos contra una persona.

«Nos costó tomar esta decisión en vista de las graves consecuencias --21 muertos y más de 650 heridos-- y del persistente sufrimiento para los familiares y los heridos, pero creemos que se puede justificar el sobreseimiento», ha indicado una portavoz judicial.

La fiscalía ha destacado que el 28 de enero de 2020 prescriben los delitos y ha estimado que no era posible reunir hasta entonces las pruebas necesarias para una sentencia.

 

Fotos