«España no debe pedir perdón» dice el director de la Academia Mexicana

El director de la Academia Mexicana de la Lengua, Gonzalo Celorio./ALEX PIÑA
El director de la Academia Mexicana de la Lengua, Gonzalo Celorio. / ALEX PIÑA

Gonzalo Celorio se alinea con la crítica de Vargas Llosa y en contra del presidente de su país, que exigió a Rey y al Papa pedir disculpas por los abusos de a conquista

Miguel Lorenci
MIGUEL LORENCICórdoba (Argentina)

«No creo que España tenga que pedir perdón por los abusos de la conquista». Lo dice Gonzalo Celorio, director de la Academia Mexicana de la Lengua, que se alineó en el VIII Congreso de la Lengua con las críticas del Nobel Mario Vargas Llosa hacia Andrés Manuel López Obrador, el presidente de México que exigió disculpas al Rey al Papa. No hay lugar a tal disculpa, dice Celorio, «en primer lugar porque eso pasó hace 500 años, porque no eran los Borbones sino los Austrias», aseguró. «Y porque ha habido un proceso de conquista espiritual tan fuerte que nosotros, los mexicanos, somos de alguna manera los responsables de esa marginación que sufren los indios», reconoció el académico.

«Con la independencia política empezamos a magnificar a los indios muertos e hicimos los grandes museos de las grandes culturas prehispánicas a las que otorgamos un valor de clasicismo e identidad nacional. Pero al mismo tiempo seguimos despreciando a los indígenas vivos, los seguimos marginando y humillando» aseguró entonado el 'mea culpa'.

Pidió, con todo, reflexión para abordar «un proceso que es mucho más complejo» «Resumirlo en un tema tan simple como que hay que pedir perdón no basta. Hace falta más profundidad histórica para saber que, de alguna manera, los antepasados de los mexicanos, fueron los conquistadores» dijo. «Quienes vivimos ahí tenemos más que ver con esa conquista que los que se quedaron en España». «Paradójicamente, la conquista de México no la hicieron los españoles, la hicieron los indígenas. La independencia, también paradójicamente, la hicieron los españoles no los indígenas», planteó. «Somos herederos de esa conquista espiritual, y en ese sentido somos parte de la hispanidad, aunque tengamos un sustrato prehispánico realmente muy importante», agregó.

Está Celorio «de acuerdo» con la vehemente denuncia de Vargas Llosa, que instó a López Obrador a que se pidiera perdón a sí mismo en vez de demandárselo al Papa y al Felipe VI. «Fue demasiado contundente y lo despachó en unos minutos, pero es un asunto de mucho más calado y más complejo». «Saber dónde está una identidad nacional mexicana, que es y ha sido la problemática desde los tiempos de la independencia, exige mucho debate», agregó Celorio destacando que México «es un país muy contradictorio». «Acaba de asumir que la historia fue como fue y no como hubiéramos querido que fuera», dijo.

Y es que para Celorio «los mexicanos somos culturalmente españoles». «Debido a alguna conquista espiritual tenemos una sangre indígena muy importante que nos define identitariamente, pero curiosamente, hablando en español, tenemos que ser suficientemente nacionales». «Es un problema que no hemos acabado resolver. Necesitamos un pasaporte identitario para enfrentarnos al mundo», aventuró.

No se atrevió a afirmar que el presidente López Obrador hubiera estado desacertado. «De la misma manera que digo que hay que matizar todo lo anterior, creo que habría que matizar mi respuesta, y necesitaría al menos dos semanas», ironizó ante un grupo de periodistas tras participar en una mesa redonda sobre el Español como lengua universal en la segunda sesión de CILE.

Más información