El leonesismo se une a la causa de la oficialidad del asturiano en una manifestación «histórica»

Leonesistas en la manifestación. /
Leonesistas en la manifestación.

La organización calcula que 25.000 personas se dieron cita en Oviedo, pero la Policía Nacional rebaja la cifra 5.000 | Los convocantes dan la «bienvenida» al cambio de postura del PSOE

RAMÓN MUÑIZ

«Histórica». «De esta sí». «Nunca estuvimos más cerca». La manifestación que todos los años convoca la Xunta pola Defansa de la Llingua Asturiana desfiló esta mañana por las calles de Oviedo en un clima distinto, de indisimulado optimismo. El compromiso de la Federación Socialista Asturiana (FSA) de variar su posición y defender la oficialidá a partir de la próxima legislatura hace plausible alcanzar una mayoría parlamentaria hasta ahora imposible.

En esta convocatoria estuvo presente un nutrido grupo de leonesistas, que apoyaron la causa de la oficialidad durante el recorrido.

«Queremos dar la bienvenida a los qu'hasta agora nun nos acompañaron nesi camín y qu'empiecen nestos meses a facelo», explicitó el manifiesto con el que terminó la marcha, leído por la actriz mierense María Cotiello.

«Tenemos delante un momentu como esti, decisivu, y qu'axunta'l nerviu y l'enfotu de delles xeneraciones que quieren ver, por fin, cómo escampla'l futuro pa los derechos de les persones que falamos asturiano y gallego-asturianu», consideró la Xunta, en ese documento. «Nun ye ético y ye moralmente inaceptable que los derechos ciudadanos que nos asisten nun tean yá reconocíos por llei...pudiendo talo», agregó. A juicio de los asturianistas, el debate reactivado en los últimos meses evidencia que a la oficialidad «yá namás s'oponen los sectores de la sociedá más acérrimes y d'idees más escluyentes: los que defenden la imposición, la intolerancia, la uniformidá cultural y llingüística...Ye la mesma tradición ideolóxica de los que primer se negaron al divorciu, al derechu al albuertu, a los derechos LGTBI, los mesmos qu'echen contra'l feminismu y contra cualquier midida que suponga ampliar llibertaes».

La bienvenida a los nuevos socios fue el pasaje que suscitó los mayores aplausos en una manifestación que terminó abarrotando la plaza ante la Catedral. La organización estimó la afluencia en 25.000 personas, cifra que el Cuerpo Nacional de Policía rebaja a «alrededor de unos cinco mil». Sirva como referencia que durante los conciertos de San Mateo el aforo del lugar está limitado a 4.960 personas, y que en el recital ofrecido por Melendi en 2009, que desbordó el lugar y abrió el debate sobre la capacidad de la plaza, las autoridades dijeron que se habían superado los 7.000 interesados.

 

Fotos