Un fuerte golpe en la cabeza impidió salvar la vida del leonés que cayó de la chimenea en Mieres

Momento en el que se comunicó a sus compañeros que Marcos Menéndez había fallecido. Abajo a la derecha, una imagen del fallecido./ JUAN CARLOS ROMÁN
Momento en el que se comunicó a sus compañeros que Marcos Menéndez había fallecido. Abajo a la derecha, una imagen del fallecido. / JUAN CARLOS ROMÁN

Marcos Menéndez, un leonés de 41 años vecino de Gijón, realizaba labores de mantenimiento con otro trabajador cuando se produjo el accidente

A. FUENTEMIERES.

Los servicios médicos trataron de salvar a Marcos Menéndez Fernández. Durante más de tres cuartos de hora intentaron reanimarlo tras sufrir una parada cardiorespiratoria. Había sido rescatado con vida por los miembros de la Brigada de Salvamento Minero del interior de la chimenea de la central térmica de La Pereda, en Mieres. Pero perdió la vida debido a la gravedad de las heridas sufridas, sobre todo, por el fuerte impacto recibido en la cabeza. No pudo superar sus lesiones. Se había caído en el interior de la estructura desde una altura aproximada de veinte metros. El siniestro se produjo a mediodía cuando, por razones que se investigan, el operario se precipitó en una zona de muy difícil acceso, ya que se trata de una cámara interior de la chimenea de hormigón. La víctima, un leonés de 41 años, era vecino de Deva, en Gijón.

El aviso lo dio el compañero con el que estaba realizando las labores de mantenimiento de los sistemas de medición y control de las emisiones de la térmica de Hunosa. Según los primeros datos, ambos trabajadores portaban los arneses para desarrollar labores en altura. La Brigada de Salvamento, con base en el Pozo Fondón de Sama, llevó a Marcos Menéndez hasta la base de la chimenea, que tiene una altura de 70 metros. Hasta el lugar también se desplazaron bomberos del Servicio de Emergencias del Principado (SEPA) del parque de Mieres, el SAMU y la Guardia Civil, que investiga las circunstancias de este accidente laboral.

Fue el equipo médico de la UVI-móvil de Mieres el que atendió al trabajador. Hacia las 14 horas se certificó el fatal desenlace. Contaba con la dilatada experiencia laboral en la empresa Envira Sostenible, la contrata que realiza las labores habituales del mantenimiento de los sistemas antes citados.

La noticia del accidente pronto corrió por las diferentes instalaciones de la empresa estatal Hunosa. Responsables sindicales acudieron hasta el lugar del siniestro; hizo lo propio el presidente de la compañía, Gregorio Rabanal, quien siguió a pie de chimenea todo el operativo de rescate y posterior atención médica del operario.

Cuando se supo del fatal desenlace, en el interior de la térmica se vivieron escenas de dolor con familiares que acudieron tras ser avisados.

Como marca el protocolo, se informó a la autoridad laboral y a la Guardia Civil, que se hizo cargo de los trámites para proceder al levantamiento del cadáver. Finalizada la intervención, los bomberos regresaron a su base a las dos y cuarto de la tarde. Poco antes, regresaban los brigadistas a Sama. El operativo de rescate de la Brigada de Salvamento Minero fue muy complejo, por las dificultades que ocultaba el interior de la chimenea para llegar hasta el herido. Los componentes de este grupo son los mismos que protagonizaron el angustioso rescate del niño Julen en la localidad malagueña de Totalán, y por el que han recibido numerosos galardones y reconocimientos, el último, la concesión de la Medalla de Oro del Principado.

Los dos principales sindicatos en Hunosa, UGT-SOMA y CC OO, han convocado para hoy un paro de 24 horas en todos los centros de trabajo de la hullera pública, en señal de duelo y solidaridad con la familia del fallecido.