La defensa del exnovio de Sheila dice que el informe de la UCO no aporta nada

La hermana de Sheila Barrero, durante una concentración para reclamar que se resuelva el crimen./
La hermana de Sheila Barrero, durante una concentración para reclamar que se resuelva el crimen.

El abogado Pedro González remarca que su representado es «un ciudadano libre» sobre el que no pesa acusación formal alguna y que está sufriendo un gran «bombardeo y acoso» mediático

EFELeón | Oviedo

El abogado Pedro González, que ejercita la defensa de B.V., exnovio de Sheila Barrero, asesinada en Degaña en 2004, ha asegurado que el último informe de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil no aporta «nada nuevo» a los realizados con anterioridad que llevaron al archivo de la causa.

Apuntes

González ha subrayado, en declaraciones a Efe, que su representado es «un ciudadano libre» sobre el que no pesa acusación formal alguna y que está sufriendo un gran «bombardeo y acoso» mediático a raíz de la difusión del informe de la UCO que está provocando un daño «irreparable» tanto a él como a su familia.

Asimismo, ha exigido la dimisión de la delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa, ante la «injerencia en los órganos judiciales» que supone que una política «de ese nivel» realice declaraciones donde sostiene que el informe de la UCO es concluyente cuando, a su juicio, «no lo es, en absoluto».

El informe

El abogado recuerda que la Fiscalía emitió un comunicado en el que recordaba que el caso se encuentra en fase de instrucción en el juzgado y, por tanto, no tiene sentido, en su opinión, que Losa intente «cercenar» sus derechos «como ciudadano libre que es» con sus declaraciones, ha concluido.

Losa afirmó el pasado lunes que el informe de la UCO incorporado a las diligencias que instruye el juzgado de Cangas del Narcea, que a finales de 2018 reabrió el caso, es «muy concluyente».

El informe de la UCO expone los resultados obtenidos con los nuevos avances tecnológicos que han permitido, 15 años después del crimen, analizar, entre otras pruebas, una partícula hallada en la mano derecha del exnovio de la víctima que al parecer coincide con la muestra localizada en el casquillo de la bala que mató a la joven.

La Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Asturias apuntó el lunes que sólo decidirá si formula acusación cuando finalice la instrucción y en base a las pruebas existentes y recordó que corresponde al titular del juzgado decidir si se practican o no más diligencias o se da por finalizada la instrucción.

El crimen

Sheila Barrero, de 22 años, fue asesinada el 25 de enero de 2004 cuando regresaba a su domicilio en la localidad asturiana de Degaña tras finalizar su jornada como camarera en un pub de Villablino (León).

Su cadáver fue descubierto por su hermano en el interior de su vehículo en el aparcamiento de un área recreativa en el Alto de la Collada, en la carretera que une Villablino (León) y Cerredo (Degaña).

La autopsia constató que la joven recibió un disparo efectuado a quemarropa desde el interior del propio vehículo con un arma corta.