La defensa del exnovio de Sheila Barrero asegura que el informe no es concluyente: «Es marrullero»

La hermana de Sheila Barrero, Mónica, en la acampada ante el Palacio de Justicia de Oviedo que protagonizó la familia en 2009 para exigir que se reabriera el caso. /MarioRojas
La hermana de Sheila Barrero, Mónica, en la acampada ante el Palacio de Justicia de Oviedo que protagonizó la familia en 2009 para exigir que se reabriera el caso. / MarioRojas

El letrado asegura que «no ha habido nunca medida cautelar contra él, ni la hubo nunca, porque ha estado en libertad siempre» y entiende que la delegada del Gobierno de Asturias debería dimitir

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

Pedro González, el abogado del exnovio de Sheila Barrero, la joven asesinada en Degaña en 2004, ha negado este martes que el último informe aportado al caso, actualmente en instrucción en un juzgado en Cangas del Narcea, sea concluyente. «Es un informe marrullero, similar al que se aportó ya hace años y que fue criticado y denostado por el juez», ha comentado.

González ha dicho que su cliente, tal y como ocurrió hace años cuando fue imputado, está volviendo a pasar «un auténtico calvario» de forma injusta porque es absolutamente inocente, tal y como se demostró hace años, cuando el juez decidió archivar la causa contra él. «Se dicen un montón de cosas sin fundamento, es todo un bombardeo mediático que sufre una familia», ha comentado, lamentando lo que ha calificado de «obsesión por buscar falsos culpables».

González ha dicho que prefiere ser prudente en sus manifestaciones, al estar el asunto en fase de instrucción aún, pero ha asegurado que la Delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa, debería haber dimitido ya. Losa afirmó este lunes que el nuevo informe es muy concluyente y confirmó que apunta al exnovio.

Además de insistir en que lo que dijo Losa no es verdad, el abogado del hombre hace una consideración: si fuese tan concluyente, su cliente estaría detenido. «No ha habido nunca medida cautelar contra él, ni la hubo nunca, porque ha estado en libertad siempre», ha explicado. González insiste en que no se ha encontrado nada nuevo que lo que había en 2008, cuando el caso fue archivado.

«¿Quién es una delegada del Gobierno para decir que un informe de la UCO es concluyente cuando un informe similar ya fue objeto de críticas por un juez; solo faltaba que un informe policial lo interprete un político, entonces sobraría la Fiscalía, el juez de instrucción, la Audiencia Provincial de Asturias...», ha lamentado en sus críticas a Losa.

A Sheila Barrero la encontraron asesinada en el puerto de Cerredo (Degaña) en enero de 2004 en el interior de su coche con un balazo en la cabeza. La mataron de madrugada, cuando volvía a su casa de Degaña desde la localidad de Villablino, en León, donde trabajaba como camarera en un bar de copas todos los fines de semana.

Reapertura

El caso fue reabierto en el año 2015, con la intención de aplicar las nuevas tecnologías. Estuvo cuatro años bajo secreto de sumario. Pedro González insiste en que no existe nada nuevo que sitúe a su cliente en el escenario del crimen y recuerda que el asunto ya ha sido analizado por cinco jueces diferentes, además de la Audiencia Provincial que confirmó en su día el archivo.

Actualmente no aprecia nada novedoso en la actual instrucción y se queja del 'juicio paralelo' que se está lanzando en contra de su cliente, que, insiste, es inocente. «Esas insinuaciones o acusaciones gratuitas, sin base, son incluso peligrosas, sobre todo en sitios pequeños», advierte el abogado.

Recuerda que el coche en el que se encontró a Sheila fue analizado concienzudamente y nada confirmó que B.V. fuese el autor del crimen. Es más, se encontraron restos de ADN que no corresponden al exnovio. También todos los coches de la familia del exnovio fueron analizados concienzudamente y no se pudo probar nada.

La fase de instrucción se encuentra actualmente en una fase muy inicial en un caso que resulta muy complicado, de unos 6.000 folios. El juez deberá decidir si vuelve a decretar el sobreseimiento o si abre finalmente un juicio con jurado popular. Pero todo podrá ser recurrible por cualquiera de las partes.