Valladolid registra los valores más bajos de contaminación desde el 2 de julio

Paneles indicando la restricción de la velocidad a 30 kilómetros por hora en el centro por la contaminación en el puente de Poniente a principios de julio./J. Sanz
Paneles indicando la restricción de la velocidad a 30 kilómetros por hora en el centro por la contaminación en el puente de Poniente a principios de julio. / J. Sanz

Se reabre el tráfico en el centro de la ciudad y se desactivan tanto la situación 2 de aviso como la situación 1 preventiva

El Norte
EL NORTEValladolid

Bajan las temperaturas en Valladolid y, con ellas, los niveles de ozono. También han tenido que ver las medidas adoptadas por el Ayuntamiento de Valladolid, como es la restricción del tráfico en el centro, que han logrado que se registren los valores más bajos de contaminación desde principios de julio.

Durante la jornada de ayer estuvo prohibido entrar con el coche al centro de la ciudad, dese las 9 de la mañana hasta las 21 horas, debido a los altos niveles registrados de ozono, que resultan peligrosos para la salud de los ciudadanos.

Sin embargo el panorama es hoy mucho más positivo: se reabre el tráfico en el centro y se han desactivado tanto la situación 2, de aviso, activada durante el día de ayer, como el nivel 1 preventivo que llevaba activo prácticamente durante todo el mes de julio. Y es que se han registrado los valores más bajos desde el 2 de julio, cuando comenzó el episodio de contaminación por ozono, según informa Efe.

La concejala de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, María Sánchez, ha recordado que «en los niveles de ozono influye de forma determinante el clima, por ello estos niveles altos se están produciendo en muchas otras ciudades». Por eso mismo la drástica bajada de temperaturas pronosticada para este fin de semana en Valladolid ha colaborado favorablemente con la bajada de los niveles de contaminación.

La inhalación de altos niveles de ozono provoca un incremento del riesgo de enfermedades respiratorias agudas y de reducción de la función pulmonar, así como agrava las patologías cardiovasculares, tanto es así que la Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que entre 1.600 y 1.800 personas fallecen cada año en España por la exposición a niveles de ozono altos, según información recogida por Europa Press.

Bajada drástica de temperaturas

Después de la ola de calor registrada durante los últimos días la bajada de temperaturas de más de diez grados ha sido un factor clave en la reducción de las cifras de ozono.