Santovenia pide el desdoblamiento de la VA-113 con una marcha ciclista

Parte de los ciclistas en la marcha de Santovenia. J. F./
Parte de los ciclistas en la marcha de Santovenia. J. F.

Decenas de vecinos recorrieron la distancia entre su municipio y la capital a mediodía de ayer pidiendo también un carril bici

Jota De la Fuente
JOTA DE LA FUENTESantovenia

Decenas de vecinos de Santovenia de Pisuerga participaron ayer a mediodía de la novena edición de la marcha reivindicativa en bicicleta por la carretera VA-113, que comunica el municipio con Valladolid, organizada por el Grupo Municipal Santovenia Toma La Palabra-IU, junto con la asociación OCNAPI.

Partieron en bicicleta a las 12:00 horas del mediodía desde el Parque El Remuel en Santovenia de Pisuerga ataviados con todos los sistemas de seguridad y protección, prestando especial cuidado a los más pequeños, que también participaron en la marcha en un destacado número. Recorrieron la mencionada VA-113 desde la salida de Santovenia hasta la ronda VA-30 a la altura del Centro Comercial Carrefour II, donde descansaron y repusieron fuerzas antes de iniciar el regreso hasta su pueblo.

La marcha se realizó sin incidentes, con el único inconveniente de tener que regular el tráfico y advertir en los cruces a los automovilistas de la inminente llegada de los ciclistas. La organización había advertido previamente de la marcha, solicitando colaboración policial para la señalización y regulación del tráfico, pero ayer se encontraron sin la ayuda de ninguna dotación policial, seguramente por un olvido o falta de coordinación. Lo cierto es que el inconveniente se resolvió sin incidentes y toda la marcha discurrió a la perfección, celebrándose sin más contratiempos.

El objeto de la marcha de ayer era «manifestar nuestro profundo malestar por el estado tan lamentable en el que se encuentra esta vía de comunicación entre nuestro pueblo y el resto de municipios, entre ellos Valladolid», señalaba en días previos a la convocatoria el alcalde de Santovenia de Pisuerga, Roberto Sánchez. Se trata de una histórica reivindicación de los vecinos, alcaldes, formaciones políticas y equipos de gobierno de Santovenia, que, desde hace tres mandatos municipales y nueve años, chocan frontalmente con la Junta de Castilla y León en este aspecto, sin que se solucione el problema ni mejore la vía de comunicación natural que tienen los vecinos de Santovenia con la capital vallisoletana.

El desdoblamiento de la VA-113 es un proyecto que estaba previsto ejecutar desde el año 2003 y del cual existe un proyecto de 2006. Han pasado 16 años sin que se haya solucionado el problema de comunicación para un municipio que aumenta la cifra de empadronados anualmente, convirtiéndose en uno de los municipios del alfoz de la capital con mayor población. Buena parte de sus vecinos acuden a trabajar a la capital y trasladan a sus hijos a diario a estudiar a colegios, institutos y facultades de la Universidad en Valladolid, sin posibilidad de hacerlo con la seguridad necesaria. Se trata de un tramo de apenas tres kilómetros de distancia, en el que además de las mejoras de la carretera se solicita la construcción de un carril bici para el que hay suficiente espacio lateral en la vía.

«Todo se ha aletargado en el tiempo por motivos políticos. Actualmente este proyecto se encuentra en los planes Regionales de Carreteras 2008-2020, a punto de concluir el próximo año. Hay que tener en consideración que es una de las carreteras de doble sentido más transitadas de toda la comunidad», señalaba el edil de Santovenia, que mantiene su empeño en lograr seguridad para sus vecinos en esta vía natural de comunicación, así como fluidez en la circulación, evitando atascos y aglomeraciones en las horas punta de las mañanas y mediodías que se producen a diario. Según los datos publicados en la web de la Junta, este tramo de la VA-113 es uno de los que más tráfico diario soporta de toda la comunidad autónoma, con un densidad media de más de 13.000 vehículos diarios, como dato significativo.