Pleno de las Cortes de Castilla y León

PP y PSOE se enzarzan por la despoblación

Herrera saluda a Mañueco tras su llegada tardía al pleno de este martes en las Cortes en presencia de los consejeros Pilar del Olmo y José Antonio de Santiago-Juárez (oculto). /Miriam Chacón-ICAL
Herrera saluda a Mañueco tras su llegada tardía al pleno de este martes en las Cortes en presencia de los consejeros Pilar del Olmo y José Antonio de Santiago-Juárez (oculto). / Miriam Chacón-ICAL

Tudanca considera que Herrera deja «un triste legado» y el presidente le acusa de utilizar el problema demográfico como «arma arrojadiza

Arturo Posada
ARTURO POSADAValladolid

PSOE y PP coincidieron este martes en un punto: la despoblación es el problema más grave que padece Castilla y León en la actualidad. Pero ahí se acabaron las similitudes y empezaron las escaramuzas parlamentarias. Para el portavoz socialista en las Cortes, Luis Tudanca, «la gente huye de aquí porque no hay oportunidades» y achacó al Gobierno de Juan Vicente Herrera no haber sido capaz de propiciar «un futuro». «Lleva usted 17 años como presidente de esta comunidad autónoma. Se va a marchar y este es su triste legado», claveteó ayer Tudanca desde su escaño al inicio del pleno de las Cortes. «Se empeña en mantener una posición que no es responsable», le replicó Herrera. «Nunca ha intentado ayudar, sino desgastar al adversario. Frente al problema demográfico solo hay dos tipos de políticos: los que luchan por aportar soluciones y los que quieren usarlo como arma arrojadiza», herreteó el presidente.

Tudanca recordó cómo Herrera le llamaba «agorero» por exponer las previsiones del Instituto Nacional de Estadística que apuntaban un futuro sombrío para la demografía de una comunidad que lleva perdiendo habitantes ininterrumpidamente desde 2011. «No solo se han cumplido, es que son peores. ¿Recuerda cuando decían la despoblación no existía en Castilla y León? No hace tanto. Hace solo ocho años utilizaban la mitad de la Agenda de la Población para desmontar lo que ustedes llamaban 'el tópico de la despoblación'. No dieron una, fue un rotundo fracaso», subrayó Tudanca. El candidato socialista a la Junta remarcó «los tres datos más importantes conocidos últimamente». Primero: un crecimiento vegetativo preocupante que refleja que en Castilla y León mueren el doble de personas de las que nacen. Segundo: una región «campeona» en pérdida de población, solo acompañada en este 'ranking' por Ceuta y Galicia. Tercero: una caída de la masa laboral resumida en un dato: Castilla y León capta seis trabajadores de otras comunidades por cada diez que se marchan. «Este es el balance desastroso de sus políticas», asaeteó Tudanca.

Herrera replicó que el problema no afecta solo a Castilla y León, sino que posee «una dimensión nacional». «Le interesa endosárselo al PP o a la Junta. No admite que el invierno demográfico es, desde hace demasiado tiempo, un problema de Estado. Todas las comunidades ven bajar los nacimientos y 14 tienen hoy saldos vegetativos, como el resto de España. No admite que en Castilla y León haya elementos para la esperanza. En los últimos datos, el saldo migratorio es positivo por primera vez desde 2008, algo que tiene que ver con las afiliaciones de los extranjeros a la Seguridad Social. Y solo dos comunidades han frenado levemente la pérdida por saldo vegetativo: Castilla y León y Aragón», defendió Herrera.

El baile con Ciudadanos

El pleno de este martes sirvió también para ver de nuevo la 'coreografía Pimpinela' que interpretan PP y Ciudadanos. Herrera no perdió la oportunidad de recordar a Luis Fuentes el apoyo brindado durante la legislatura mientras el portavoz naranja trató de distanciarse del Ejecutivo ante las elecciones de mayo. «En estos meses vamos a seguir ejecutando el programa de investidura que ustedes facilitaron. Deben sentirse orgullosos», le abrazó Herrera. «No han traído los Presupuestos. Es un final de legislatura penoso», intentó zafarse Fuentes.

Podemos saca de sus casillas al presidente

La intervención del portavoz de Podemos, Pablo Fernández, acabó por irritar a Herrera después de que el líder de la formación morada entregara al presidente un tarro de arena que simbolizaba el «desierto poblacional» de Castilla y León. Herrera lo cogió de mala gana, lo dejó bruscamente junto a su escaño y se quejó de manera ostensible. A las protestas se unieron otros integrantes de la bancada popular que fueron llamados repetidamente al orden por Silvia Clemente, presidenta de las Cortes. Fueron los casos de Juan José Sanz Vitorio, Raúl de la Hoz y Milagros Marcos. Fernández 'repartió' lo que denominó 'Premios Éxodo'. «Usted se lleva los galardones 'Mentiroso compulsivo', 'Cinco horas con Mario' al finado político porque lleva desde 2015 convertido en un zombi, y el 'Hundimiento'», le espetó a Herrera. Fernández concedió 'galardones' a todos los consejeros para finalizar en el candidato popular a la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, con 'Retorno al pasado', 'El gran dictador', 'Los santos inocentes' y 'Más dura será la caída'.

En un tono más sosegado, José Sarrión, de IU-Equo, pidió al Grupo Popular que retirase la Proposición de Ley para implantar la carrera profesional e iniciase «un trato justo a los funcionarios». Herrera argumentó que la medida de su grupo será beneficiosa.

 

Fotos