El TSJCyL rebaja en seis meses la pena a un vecino de Pajarillos que acuchilló a su esposa

El TSJCyL rebaja en seis meses la pena a un vecino de Pajarillos que acuchilló a su esposa

El Tribunal Superior estima que no cabe el agravante de género en el delito de lesiones

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

La Sala de lo Civil y Penal del TSJCyL rebajó la pena impuesta por la Audiencia Provincial de Valladolid a un vecino de Pajarillos condenado por un delito de lesiones contra su mujer. De esta forma, la Sala estima parcialmente el recurso de apelación interpuesto por el condenado, únicamente en lo referente a la no apreciación de la agravante de género en el delito de lesiones, por lo que rebaja en seis meses de cárcel la pena impuesta por la Audiencia en Valladolid.

En consecuencia, el recurrente es condenado a la pena de dos años de prisión, y a la prohibición de aproximarse a la víctima a una distancia de 500 metros, acercarse a su domicilio o a su lugar de trabajo y comunicarse con ella por cualquier medio durante el tiempo de tres años y seis meses. Además, el acusado también fue condenado a tres meses de prisión por un delito contra la seguridad vial.

Los hechos se remontan al 12 de noviembre de 2016, cuando la pareja, tras 17 años de matrimonio, se encontraba en trámites de divorcio. Esa noche, el ya condenado acudió al que había sido el domicilio familiar para sacar a pasear a sus perros. Al entrar en la cocina, cogió un cuchillo pequeño y lo dirigió hacia el pecho de su mujer, que para defenderse coloco las manos entre el cuchillo y el cuerpo, recibiendo un corte en la mano izquierda.

Después, la mujer salió corriendo hasta la calle Aguanieve para pedir auxilio, momento en el que el E.S.G la persiguió y le golpeó hasta que el hijo de ambos, se puso en medio y le propinó un puñetazo en la nariz. El acusado volvió a entrar en casa y salió de nuevo a la calle, momento en que lanzó a su mujer un afilador de cuchillos y un cuchillo jamonero, que no le llegaron a alcanzar.

Segundos después se montó en su coche y colisionando contra un turismo que se encontraba debidamente estacionado en esa calle. Después, fue interceptado por una patrulla de la Policía Municipal. Al comprobar que tenía síntomas de haber bebido, le realizaron la prueba de alcoholemia que arrojó una tasa de 0,83 miligramos.