El presidente de la Diputación de Soria dice que el contrato de 20 millones a Aralia fue la oferta «más económica y no hay más misterio»

Luis Rey de las Heras, presidente de la Diputación de Soria. /JULIAN GARCÍA
Luis Rey de las Heras, presidente de la Diputación de Soria. / JULIAN GARCÍA

Luis Rey cree que la edil de San Esteban de Gormaz rechazó reunirse con el yerno de José Luis Ulibarri pese a su insistencia

Jorge Moreno
JORGE MORENOVALLADOLID

De igual modo que su compañero de Corporación local, el alcalde Carlos Martínez, el presidente de la Diputación de Soria, Luis Rey de las Heras (PSOE), insistió ayer en que no se había hecho excepción respecto a ningún contrato con la empresa Aralia Servicios Sociosanitarios.

La investigación de la Udef en la operación Enradera detectó una conversación entre Ulibarri y su yerno, apoderado de Aralia, en la que se quejaba del mal trato que recibía de los técnicos, a lo que el constructor le responde que «estuve con el presidente y me dijo que bien. (...) Uy la virgen el técnico, bueno, bueno, venga voy a ver si lo arreglo y te digo».

En la conversación con su yerno, al que la Udef considera «un hombre de paja» dentro de la estructura empresarial del constructor, ambos analizan las disferencias en puntos por el precio de la contrata, y cómo resolverlo mediante una conversación con la diputada para que su yerno hable con ella. Ulibarri le pregunta si tiene el teléfono de ella.

Luis Rey (Valladolid 1967) dijo desconocer lo que dice la grabación, pero reconoció que a José Luis Ulibarri le conoce.

«Como no le voy a conocer. Es frecuente que el presidente de un medio de comunicación organice eventos e invite no solo a mí, sino a todos los cargos públicos», agregó.

«Estoy muy tranquilo porque se ha hecho con absoluta legalidad la concesión. Y para dar todo tipo de explicaciones vamos a convocar una comisión el viernes», agregó.

Servicios para mayores

El presidente de la Diputación añadió a El Norte que esta institución tenía contratos con El Diario de Soria, propiedad del empresario, y ahora el de la ayuda a domicilio por 20 millones de euros. El expediente pasó primero por comisión, y luego fue aprobado por el Pleno de la Institución provincial.

Este servicio va dirigido a colectivos de personas mayores, menores de edad con dificultades por su situación familiar y grupos con excesivas cargas familiares. El perfil de los beneficiarios es de personas de entre 80 y 85 años.

Según información de la institución provincial, la oferta que realizó Aralia fue la de mayor puntuación: 98,20 puntos. El contrato adjudicado es de 20.272.000 euros, más IVA para un periodo de cuatro años más dos años de prórrogas de un año cada una.

Respecto a la mención que se hace en una grabación de la edil de San Esteban de Gormaz, Pilar Delgado, diputada de Servicios Sociales, con la que el yerno pidió en septiembre reunirse para hablar de este contrato, Luis Rey dijo que «ella me ha dicho que no quiso reunirse con ellos. En Servicios Sociales siempre se han respetado los informes. Ha sido una adjudicación regida por el criterio económico, y no hay más misterio».

Luis Rey, que añadió que las adjudicaciones en Servicios Sociales de la Diputación Provincial «nunca han generado ningún problema», añadió que se quedó «sorprendido cuando se enteró este lunes que la residencia de San Esteban de Gormaz la gestionaba Aralia, la empresa del grupo Ulibarri.

«Conocía que esta residencia de San Esteban era de la Junta de Castilla y León, pero lo que desconocía es que la gestión la estaba realizando ahora la empresa Aralia», agregó.