Un plan prevé eliminar varias medianas en el Polígono de Argales y crear un corredor verde

Una de las naves del Polígono de Argales. /R. Gómez
Una de las naves del Polígono de Argales. / R. Gómez

El Consistorio retoma la idea de la profesora de la UVA Rosario del Caz junto a Iberdrola y a la Asociación de Propietarios

Antonio G. Encinas
ANTONIO G. ENCINAS

Tendrá que contar con financiación europea y aún está en una fase incipiente, pero el corredor verde que en su día presentó la arquitecta Rosario del Caz para el polígono de Argales tuvo ayer un punto de arranque interesante. Reunidos el concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, la de Innovación, Charo Chávez, la propia profesora de Arquitectura, responsables de Iberdrola y de la asociación de propietarios del Polígono de Argales, comenzaron a esbozar las líneas de lo que podría ser la mayor actualización de este área industrial descontextualizada. Las 156 parcelas que antaño ocupaban naves industriales de medio tamaño acogen ahora un campo de fútbol cubierto, una pista multiaventura, instalaciones de pádel, gasolineras, un supermercado...

Noticia relacionada

Ocurre que los accesos y las vías principales empiezan a perder su uso meramente industrial y a convertirse en ejes de paso importantes. Así que la primera idea es eliminar las medianas en dos de las avenidas principales, Daniel del Olmo –entre el Paseo de Zorrilla y la carretera de Madrid– y la calle El Norte de Castilla, paralela a Vázquez de Menchaca, donde en realidad se ubica el diario, y que desemboca en la ronda interior a la altura del supermercado Gadis.

Ensanchar las aceras, colocar arbolado y garantizar el aparcamiento –ahora muchos vehículos utilizan esas medianas para aparcar– serviría para empezar a transformar un espacio que nació como industrial y que ha quedado, con el desarrollo urbanístico, enclavado en una zona residencial, entre Pinar de Jalón, Covaresa y Vallsur, Delicias y Arturo León.

El proyecto inicial podría estar listo en unos meses, aunque todo indica que habrá dos direcciones.Una, para retirar los cables de alta tensión y la subestación eléctrica situada tras el edificio Madrid, para la que hará falta un convenio con Iberdrola, presente en la reunión. La otra, para conseguir la financiación europea que permita crear ese «corredor verde» que en su día diseñó la profesora Del Caz. Hace dos años ya anticipaba a El Norte que su idea podría competir en una convocatoria europea en busca de financiación. Su objetivo era reconvertir lo que llamaba la «isla de calor urbana de Argales», puro asfalto y cemento sin apenas zonas con vegetación, en un lugar verde. En cuanto a arbolado pero también en cuanto a sostenibilidad. Porque la profesora Del Caz pensaba en un diseño 'verde-azul' que tuviera en cuenta el ciclo del agua. E incorporaba al proyecto cunetas verdes que recogen el agua de lluvia, o cubiertas verdes, o incluso jardines verticales o enredaderas que cubren muros.

El momento para esta revitalización de la zona es propicio, ya que las nuevas empresas instaladas han virado hacia el ocio y los servicios, lo que puede permitir una reconversión paulatina de este espacio de 111 hectáreas en forma de cuña entre el parque de Las Norias y las instalaciones de Auvasa, atravesado por una ronda interior con mucho tráfico ligero.