El fallo informático bloquea áreas de contabilidad y empleo de la Junta de Castilla y León

Entrada a la Consejería de Empleo, una de las afectadas por la avería informática. /H. Sastre
Entrada a la Consejería de Empleo, una de las afectadas por la avería informática. / H. Sastre

La avería, que se mantiene desde el martes, afecta a las plataformas de contratación y de pago a proveedores y a programas del Ecyl, entre otras

Susana Escribano
SUSANA ESCRIBANOValladolid

Termina una semana laboral inusual en las consejerías de Economía y Hacienda y Empleo y no solo por el efecto del puente de la Constitución. La avería informática que se detectó el martes persistía este viernes y los empleados públicos que trabajan en áreas de contabilidad con el programa de pago a proveedores y tramitación de facturas, en la plataforma de contratación de obras y servicios y en las oficinas de Ecyl no pudieron desarrollar sus labores al permanecer caídos los sistemas que utilizan a diario.

La avería está localizada en varios discos del sistema principal de almacenamiento que da cobertura al edificio que es sede de las consejerías económicas de la Junta, ubicado en el cogollo administrativo que rodea la Cúpula del Milenio de Valladolid. Es un fallo de 'hardware', de las máquinas; no de 'software', de los programas. La previsión al término de la jornada del miércoles de que la actividad se reanudara este viernes, tras el festivo de la Constitución, no se cumplió. Las labores de reparación continúan y la nueva fecha para el reinicio de los sistemas afectados se ha fijado para el próximo lunes. Puede ocurrir, incluso, según relatan desde los departamentos afectados, que esta puesta en marchar se demore al martes.

Todo dependerá de la revisión «minuciosa», según explican fuentes del Gobierno autonómico, de la copia de seguridad con la que arrancarán de nuevo los equipos informáticos. No será con todos los datos que había, puesto que desde la Junta confirman que el fallo ha provocado la pérdida de información, que catalogan como «mínima» y en todo caso circunscrita a «trámites internos que se pueden volver a efectuar el lunes cuando se ponga todo el sistema en funcionamiento de nuevo».

Los técnicos han localizado el problema en los discos de almacenamiento

Las alarmas saltaron a media mañana del martes, día 4, cuando comenzaron a producirse «paradas de servicio en varios sistemas de información críticos» de las consejerías de Economía y Hacienda y de Empleo. Eso fue en torno a las 10:00 horas. El fallo noqueó la Plataforma Duero (de contratación); el Siccal (Sistema de Información Contable de Castilla y León), con el que se tramitan las facturas y que resulta imprescindible para el pago a proveedores; el Sicas, que es el sistema de intermediación del Servicio de Empleo (Ecyl); la Oficina Virtual de Empleo y varias líneas de ayudas. Son áreas clave para el funcionamiento contable de la Junta y con efecto en la actividad económica y laboral. A esos sistemas, con repercusión en la atención al ciudadano, se une también otro de ámbito interno, como el programa para solicitar días libres y vacaciones.

Técnicos de Hewlett Packard

Los primeros en abordar el problema fueron los técnicos del Servicio de Infraestructuras Informáticas y Servicio Corporativo de la DirecciónGeneral de Telecomunicaciones, que dependen de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente. Tras constatar que el origen del fallo era de los equipos, abrieron una incidencia con el fabricante, Hewlett Packard Entreprise, que envió hasta Valladolid a un técnico especialista de inmediato. Ante la gravedad de la avería, la firma trasladó a otro profesional a las seis de la madrugada del día 5. Desde la Consejería de Fomento y Medio Ambiente destacaron ayer que este equipo de reparación, formado por cuatro empleados de la Junta y los especialistas de la empresa, ha estado trabajando a destajo desde el mediodía del martes.

Las labores para restaurar los sistemas afectados se concentran ahora en la revisión de una copia de seguridad recuperada de otro sistema de almacenamiento, a la que se está sometiendo a un escrutinio «largo y minucioso» para descartar que hubiera pérdida relevante de datos que estaban grabados en los días previos a la avería informática y confirmar que es posible emplear esa copia como fuente de información para resucitar las aplicaciones afectadas. Son los datos que deben volcarse en los discos nuevos recién instalados que sustituyen a las piezas que estaban dañadas.

Sin registrarse y con un resguardo «escrito a lapicero»

«Vivo en un pueblo y es el segundo día que intento registrarme como desempleado sin que hayan podido atenderme», explicaba ayer, a la salida del centro que el Ecyl tiene en la calle de Villabáñez, en Valladolid, «un ciudadano cabreado, porque eso es lo que soy hoy». Enfadado y nervioso, ya que el trámite está sujeto a plazos, resalta el usuario del Ecyl que prefiere que no se refleje su identidad. «Lo he pedido y me han dado un justificante como que me he presentado y no han podido atenderme», explica este usuario del Ecyl, que relata que ayer, por no funcionar, no lo hacía ni la «máquina que da los turnos». Eso que en jerga administrativa se llama pomposamente un gestor de colas. «Estoy leyendo la noticia de que están a punto de instalar el 5G y hoy salgo con un resguardo en un papel y a lapicero», apunta este afectado por el fallo informático, a quien la empleada del Ecyl aconsejó llamar el lunes antes de volver a desplazarse. Por si acaso.

 

Fotos