Toque de campanas para alertar de que la 'España vaciada' se muere

Ignacio, el campanero de la Catedral de Palencia, hace sonar las campanas. / Antonio Quintero

Cientos de localidades de todo el país se han manifestado hoy por un verdadero pacto de Estado contra la despoblación

IRIS SIMÓN ASTUDILLOValladolid

El presidente del Gobierno en funciones y líder del PSOE se sumó simbólicamente este viernes al paro para reivindicar a la 'España vaciada'. A través de un mensaje en redes sociales antes de las 11 horas, el presidente ha expresado su apoyo al paro convocado este mediodía en muchas zonas rurales del país para expresar el silencio en los pueblos en protesta por la realidad que vive la llamada 'España vaciada'.

«Hoy paran para que sus pueblos no paren. Una reivindicación justa. Creemos en el medio rural y en quienes lo habitan, en su papel esencial para el presente y futuro de nuestro país», expresó Sánchez. En su mensaje, recogido por Ical, el jefe del Ejecutivo asegura que trabajan «para llenar la España Vaciada de oportunidades y servicios dignos. Yo Paro Por Mi Pueblo», afirmó.

En sus encuentros este agosto con la sociedad civil, Sánchez trasladó que plantea sacar instituciones del Estado de las principales ciudades para combatir la despoblación. Además, en la pasada campaña electoral del 28-A anunció que daría «mayor visibilidad» a esta cuestión, que actualmente está bajo el Alto Comisionado para el Reto Demográfico –de reciente creación- dependiente del Ministerio de Política Territorial, de manera que la cuestión de la despoblación suponga el apellido de algún Ministerio.

La muestra de solidaridad del presidente del Gobierno se repitió en municipios y ciudades de toda España, especialmente en zonas rurales de Castilla y León donde la despoblación supone un problema de primer orden.

Valladolid «Necesitamos políticas efectivas y bien claras»

Los manifestantes han exigido este viernes en Valladolidpara el asentamiento de la población en el medio rural, con una perspectiva de entre veinte y años de aplicación.

La España rural «no está vacía ni nunca lo ha estado, han sido las políticas públicas las que lo han vaciado al dirigir a otras zonas el impulso socio-económico y los polos de desarrollo», ha declarado a Efe Juan Manuel Polentinos, presidente en Valladolid de la Confederación de Centros de Desarrollo Rural (Coceder).

Un momento del paro en Peñafiel.
Un momento del paro en Peñafiel. / A. O.

Esta organización no gubernamental ha respondido a la llamada del movimiento denominado Revuelta de la España Vaciada, que este viernes ha convocado manifestaciones en casi una treintena de provincias del país, entre ellas Soria y Teruel con el respaldo de Soria Ya! y Teruel Existe, dos plataformas pioneras en esta demanda.

En todos los lugares han reclamado un pacto de Estado para articular una estrategia a largo plazo que permita un «reequilibrio demográfico» entre la periferia y el interior mediante inversiones, recursos efectivos y la vinculación de las industrias agroalimentarias al territorio donde se generan los productos. «Muchas familias quieren ir al medio rural e irían si hubiera formas de vida que no se facilitan, porque no hay viviendas ni inversiones», ha insistido.

Polentinos ha llamado la atención sobre los recursos forestales e hídricos existentes en el medio rural, un bien común que hay que preservar y eso solo se puede hacer mediante políticas públicas, efectivas y bien claras para el asentamiento de la población en el medio rural.

Una veintena de manifestantes se han concentrado en la Plaza Mayor de Valladolid, donde han desplegado una pancarta y leído un manifiesto donde han invitado a instituciones y agentes sociales a escuchar «el silencio de todos los municipios rurales». «Queremos un verdadero pacto de Estado contra la despoblación, contra la desvertebración territorial de España y contra la creciente desigualdad de oportunidades entre ciudadanos españoles», señala el manifiesto leído en todas las ciudades que han respaldado este llamamiento.

Zamora «Hay que apostar por políticas de emprendimiento y facilidades para los negocios»
Los alumnos del Instituto IES Aliste, de Alcañices (Zamora), su unen al paro de cinco minutos convocado por la Coordinadora de la España Vaciada.
Los alumnos del Instituto IES Aliste, de Alcañices (Zamora), su unen al paro de cinco minutos convocado por la Coordinadora de la España Vaciada. / J. L. Leal

El Ayuntamiento de Zamora y la Diputación Provincial han dividido las concentraciones de la España Vaciada que estaban convocadas frente a los consistorios de todo el país durante el mediodía de este viernes.

Ambas instituciones, gobernada la primera por IU y la segunda por un bipartito PP-Cs, han preferido hacer la guerra por su cuenta. De esta manera, apenas una veintena de personas, concejales incluidas, se ha manifestado en la sede municipal; mientras que otra quincena, entre los que figuraban algunos diputados, han hecho lo propio en el edificio provincial, según ha informado Efe.

La concentración de la Diputación Provincial ha contado con el presidente, Francisco José Requejo, quien ha insistido en la «necesidad de apostar por políticas de emprendimiento y facilidades para los negocios» en el medio rural. Esa, que es la base de su programa de gobierno, es la petición que ha hecho al Gobierno central para atajar la despoblación.

Frente al Ayuntamiento de Zamora, por la otra parte, el alcalde Francisco Guarido ha abogado por políticas económicas para abordar «la situación de desertificación que vive el noroeste peninsular» en términos de densidad de población. Una vez más, el regidor municipal ha reclamado más facilidades de financiación para los ayuntamientos que cumplen con las reglas de gasto y que no acumulan deuda, como es el caso de la capital zamorana.

Por otra parte, localidades zamoranas como Ufones o San Blas, con una treintena de habitantes censados y menos aún en su día a día, han hecho sonar las campanas de sus iglesias para alertar del riesgo de inminente extinción de estos pueblos.

Uno de los habitantes de la zona, el portavoz de la coordinadora rural de Zamora y párroco de la comarca de Aliste, Teo Nieto, ha explicado a Efe que la opción del toque de campanas en sustitución de la clásica concentración de personas ha sido la elegida en pueblos pequeños de Aliste, Sayago o Sanabria.

A las reivindicaciones de estos pueblos y ciudades es a la que se ha aludido en la concentración llevada a cabo a las puertas del Ayuntamiento de Zamora, que se ha sumado al llamamiento realizado por la Coordinadora de la España Vaciada y por la Federación Española de Municipios y Provincias. En ella se han mostrado carteles con una «e» y una «zeta» invertidas como símbolo.

León Abandona una boda para secundar el paro de cinco minutos

A la reivindicación mediante el sonido de las campanas también se ha sumado Valencia de Don Juan cuando el alcalde de la localidad, Juan Pablo Regadera, abandonaba el consistorio para sumarse a la decena de personas que decidieron salir a las calles para reivindicar más servicios y derechos para el medio rural.

Con los novios esperando a que el alcalde se sumara a los cinco minutos de parón para proceder a oficiar su boda, la capital coyantina ha participado en la convocatoria que se hizo extensiva a todo el medio rural de España a través de la Coordinadora de la Revuelta de la España vaciada.

«Es fundamental que desde todos los municipios encabecemos un movimiento fundamental para todas las poblaciones del medio rural», ha apuntado Regadera, quien ha insistido en la necesidad de «luchar por el derecho que tienen quienes han nacido en los pueblos de seguir viviendo en ellos, así como aquellos que han decidido irse de la ciudad a vivir en el medio rural».

Para el edil coyantino es «un derecho y una obligación» defender «todos los servicios que necesita el medio rural para que sus habitantes residan con la misma calidad de vida que en las ciudades», algo por lo que «hay que luchar unidos» para que «el medio rural no se siga vaciando como ha ocurrido durante los últimos años».

Valencia de Don Juan no fue la única localidad leonesa que se ha sumado al parón convocado en la jornada de hoy, ya que otros pueblos como por ejemplo Murias de Ponjos también lo ha hecho, con un repique de campanas que clamaba atención para el medio rural. Ayuntamientos como Hospital de Órbigo o Matallana de Torío, las organizaciones agrarias, la Federación Leonesa de Entidades Locales Menores, los colectivos de mujeres rurales, sindicatos y UPL, Izquierda Unida y Podemos también se han sumado al paro.

Por su parte, el vicepresidente de la Diputación de León, Matías Llorente, ha hecho también un parón en la reunión del SAM que se celebraba hoy en la institución provincial, para luchar contra «la España vaciada que ellos han vaciado» en un medio rural que «necesita ayudas», para el que la principal medida es «llevar la conectividad y poder tener la posibilidad de contar con una velocidad determinada».

Palencia Igea: «No se puede mirar hacia otro lado» ante la despoblación

A los tañidos de las campanas, el vicepresidente y portavoz de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, ha afirmado que no se puede «mirar hacia otro lado» ante la despoblación en Castilla y León y ha defendido «medidas reales aunque sean arriesgadas» porque no es «muy razonable» prestar servicios a municipios de menos de 50 habitantes y «tocar las campanas está bien, pero no es suficiente».

El vicepresidente, que ha visitado este viernes la fábrica de Quesos Cerrato en la localidad palentina de Baltanás, ha asegurado que el paro de cinco minutos convocado por la coordinadora de la España Vaciada es «una llamada de atención más» a los políticos y a las administraciones sobre la gravedad de un problema que «hay que afrontar en serio de una vez».

Sindicatos agrarios, administraciones y colegios se han unido este viernes en Palencia al paro de cinco minutos convocado por la plataforma de la 'España Vaciada' y las campanas de varias parroquias han sonado como señal de protesta, tal y como había pedido el obispo. Así, el Ayuntamiento de la capital o el del municipio de Aguilar, entre muchos otros, han parado por los pueblos en protesta por la dejadez de las administraciones en el ámbito rural.

En concreto, el consistorio aguilarense ha parado para que en los núcleos rurales grandes o pequeños las administraciones superiores a los municipios desarrollen políticas públicas encaminadas a la discriminación positiva hacia los habitantes del medio rural, según recoge Europa Press. Asimismo, un grupo de trabajadores del sindicato agrario Asaja se han concentrado a las puertas de la sede palentina acompañados por el presidente, Honorato Meneses, sumándose a las reivindicaciones de la España vaciada y en defensa del mundo rural.

En Dueñas, los trabajadores del Consistorio también se han unido a esta iniciativa que además ha secundado el Instituto de Educación Secundaria IES Recesvinto. Por último, las campanas de la Catedral, entre muchas otras de diferentes parroquias e iglesias de la provincia han sonado como pedía el obispo de la Diócesis palentina, Manuel Herrero, para «elevar por los aires el grito de nuestros pueblos».

Segovia «Vivir en el medio rural sale muy caro»

Decenas de personas se han dado cita en la Plaza Mayor de Olombrada.
Decenas de personas se han dado cita en la Plaza Mayor de Olombrada. / ACO

La portavoz de la Plataforma de Coordinación de la España Vaciada en Segovia, María Cuesta, encargada dar lectura al manifiesto oficial del paro general, ha señalado que hay dos claves para el futuro y supervivencia de los pueblos, la conectividad y una buena política de exenciones fiscales, que haga atractivo vivir en el medio rural, porque «ahora sale muy caro». El patio de columnas de la Diputación ha sido el centro neurálgico de la protesta que se abrió y cerró a ritmo de la dulzaina y el tamboril.

María Cuesta ha recordado que la movilización general de cinco minutos es una forma de visibilizar a los pueblos, que los políticos «no se olviden de que los pueblos están ahí». Desde la Plataforma de Segovia de la España Vaciada se ha valorado de forma positiva el anuncio realizado estas semana por la Junta de extender la fibra por toda la comunidad, en los cuatro años de esta legislatura, y salvar el escollo de la conectividad.

Cuesta, que también es la alcaldesa de Espirdo y presidente de la Asociación de Desarrollo Local 'Segovia Sur', ha sostenido que para que la gente viva en los pueblos tiene que poder trabajar, no solo con la instalación de empresas, también «hay mucha gente que podría estar trabajando desde casa» pero no puede porque «el medio rural no tienen medios».

La Coordinadora de la España Vaciada convoca un paro de cinco minutos en la diputación provincial de Segovia.
La Coordinadora de la España Vaciada convoca un paro de cinco minutos en la diputación provincial de Segovia. / Nacho Valverde

En segundo lugar, el Gobierno Central tiene que avanzar, sostuvo María Cuesta, en exenciones fiscales importantes, como ya se hizo «en otras épocas» para repoblar poblar España. Los colectivos segovianos han reclamado una fiscalidad que «favorable» con el porcentaje «que sea» pero que las personas vivir en el medio rural porque «ahora mismo sale muy caro» por temas de movilidad, de transporte, ya que a final necesitas el coche para ir al cualquier parte porque «el transporte público no cubre las necesidades».

El paro general de cinco minutos, convocado en 23 provincias españolas, tiene como objetivo, según ha argumentado Cuesta, «reivindicar el silencio que es como un grito» porque si no existe el medio rural no van a existir las ciudades, «realmente creemos que el medio rural es la base de la pirámide» y así se lo harán saber durante las próximas semanas a todos los partido políticos, de cara a las elecciones del 10N, para seguir insistiendo y «apretar a todos para que hagan ya de verdad algo por el medio rural».

En la provincia de Segovia, la situación más preocupante es todo la comarca del nordeste, a cuyo grito de ayuda, de la mano de la asociación de desarrollo local Codinse, se suman el resto de colectivos de la Plataforma de Coordinación de la España Vaciada, Segovia Sur, Ismur, Unión de Campesinos de Segovia, Escuelas Campesinas de Segovia, Agrupación de Asociaciones de Tierra de Pinares y Colectivos de Acción Solidaria.

Ávila Hay que «poner a las instituciones al servicio de la creación de oportunidades para el medio rural»

Ávila también ha secundado hoy las movilizaciones por la España Vaciada con varias concentraciones que se han llevado a cabo tanto en instituciones como en sindicatos y centros educativos.

Ante la Diputación se han concentrado representantes de los grupos políticos, con el presidente, Carlos García, a la cabeza, quien ha manifestado que la despoblación es una realidad que se debe «atajar entre todos, alejados de intereses partidistas y poniendo las instituciones al servicio de la creación de oportunidades para el medio rural», según ha informado Europa Press.

«El reto demográfico nos obliga a todos a trabajar por una causa fundamental para el futuro de la provincia de Ávila», para lo que «la Diputación encara este desafío con determinación para liderar a los abulenses en este camino».

Por otra parte, en el Ayuntamiento de Ávila, el alcalde, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, y representantes de los grupos políticos han parado durante cinco minutos a la puerta del Consistorio, donde el portavoz de la Plataforma Ávila Resixte, Juan Carlos Soto, ha llamado a un trabajo conjunto de instituciones y sociedad en favor del mundo rural y contra la despoblación.