La subida de aranceles en EE UU afectará a exportaciones por valor de 64 millones en Castilla y León

El vicepresidente, portavoz y consejero de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior, Francisco Igea./Leticia Pérez
El vicepresidente, portavoz y consejero de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior, Francisco Igea. / Leticia Pérez

El vicepresidente de la Junta considera que la situación en el «mercado exterior ahora mismo es muy preocupante»

El Norte
EL NORTEValladolid

La situación en el «mercado exterior ahora mismo es muy preocupante», ya que a los 120 millones en exportaciones agroalimentarias de Castilla y León afectadas por el 'brexit' se suman otros 64 millones del mismo sector en los que incidiría la subida de aranceles de EEUU, ha sostenido este jueves el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea.

En rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, el también portavoz del Ejecutivo de Castilla y León, ha detallado los datos de los sectores agroalimentarios afectados por esos aranceles al 25% a partir del 18 de octubre, con el vino en primer lugar, que exportó en 2018 por valor de 20,36 millones a Estados Unidos, seguido de cereales y pastelería con 13,3 millones y carne y despojos comestibles con 6,2 millones.

Igea ha recordado que Estados Unidos es un mercado importante pero en volumen es la mitad de lo que por ejemplo supone el 'brexit', que son 120 millones en exportaciones en el sector agroalimentario.

El vicepresidente de la Junta ha explicado que hay que tomar medidas al respecto y planes de contingencia con la industria agroalimentaria y ha adelantado que van a «mantener reuniones con el sector para establecer planes de contingencia que puedan enfrentarse a esta nueva situación».

El valor de las exportaciones de caldos de Castilla y León alcanzó casi los 176 millones de euros al cierre de 2018

A modo de filosofía de lo que subyace detrás del efecto del 'brexit' y de la subida de los aranceles, Igea ha reflexionado que eso es lo que «ocurre cuando triunfan los que no creen en la libertad en el libre mercado y los que tienden al populismo y al nacionalismo, que al final lo sufren todos».

«Y en última instancia lo sufren los ciudadanos por eso hay quiénes creemos que la defensa del libre mercado es la defensa de las libertades y del interés de todos», ha concluido.

El grupo de exportaciones agroalimentarias a Estados Unidos, esos casi 64,5 millones, lo integran, además de los citados capítulos, en cuarto lugar el de preparaciones alimenticias, con 5,3 millones; leche, lácteos y huevos, con 3,7 millones; pescados, custraceos y moluscos, con 3,445; conservas de carne y pescado, con 3,346; jugos y extractos vegetales, con 2,649; conservas de verdura o fruta y zumos con 2,4 millones y en el décimo lugar los residuos de la industria alimentaria con 1,6. Estos son los capítulos que superan el millón de euros en exportaciones, aunque hay otra docena hasta sumar esos más de 64 millones.

El valor de las exportaciones de caldos de Castilla y León alcanzó casi los 176 millones de euros al cierre de 2018, según los últimos datos de la Dirección General de Presupuestos y Estadística de la Junta.

En el análisis por destinos, se consolidan los tradicionales. Suiza repitió el pasado año como el principal mercado para el vino de Castilla y León, con casi 32,3 millones de euros en ventas. El segundo puesto lo ocupó Estados Unidos, con cerca de 20,4 millones, muy seguido de Alemania, con más de 19,8 millones de euros y de México, que superó los 18,6 millones. Estos cuatro países concentran casi el 52 % del total de las exportaciones de caldos de la comunidad.

La Oficia de Comercio Exterior de EEUU informó ayer de que los países que sentirán el mayor «peso» de los gravámenes serán Francia, Alemania, España y el Reino Unido, los «cuatro países responsables de los subsidios ilegales».

Entre los productos que se verán afectados por los gravámenes figura el queso fresco, las aceitunas, el aceite de oliva y productos porcinos de origen español, alemán y británico; así como el vino francés, de acuerdo a una lista distribuida por la Oficina de Comercio Exterior. También se verán afectados los yogures, la mantequilla, las cerezas y los melocotones de la mayoría de los países de la UE.