El nuevo Gobierno PP-Cs nace con la voluntad de superar sus contradicciones

Acto de toma de posesión de los consejeros./Gabriel Villamil
Acto de toma de posesión de los consejeros. / Gabriel Villamil

«A menudo he tenido que comerme mis palabras y son una dieta equilibrada», dice Igea

Arturo Posada
ARTURO POSADAValladolid

De las contradicciones con las que nace el nuevo Gobierno PP-Ciudadanos en la Junta de Castilla y León, una de las más llamativas es la cohabitación en el mismo ejecutivo de Francisco Igea como vicepresidente y consejero de Transparencia y Gobierno Abierto, y la continuidad de Juan Carlos Suárez-Quiñones al frente de Fomento y Medio Ambiente. Igea, que cargó duramente contra Suárez-Quiñones durante la campaña –declaró entonces que debía «irse a su casa» y consideró «imposible» que se mantuviese en el cargo– admitió ayer que es «muy probable» que entonces se «equivocara» como sucede «con todos los seres humanos». «Como decía Winston Churchill 'a menudo he tenido que comerme mis palabras y he comprobado que son una dieta equilibrada'».

Igea apuntó que Suárez-Quiñones efectuó declaraciones «desafortunadas» cuando aseguró en una conversación con el empresario José Luis Ulibarri «la Administración soy yo» para ofrecerle hacerse cargo del arreglo de una carretera, un diálogo incluido en el sumario de la Operación Enredadera. «Si vetáramos a todos los políticos que han hecho declaraciones desafortunadas en conversaciones privadas, sería difícil formar cualquier gobierno en cualquier comunidad autónoma e incluso en la nación», se justificó Igea. «Teníamos dos opciones: vetar y bloquear el Gobierno o echar a andar un Ejecutivo que mezcla gente con experiencia con personas nuevas que van a traer reformas y mejoras necesarias. Este es un Gobierno de coalición. En el acuerdo no existe posibilidad de veto. Todos tenemos cosas que mejorar», añadió.

El vicepresidente y líder regional de Ciudadanos consideró que la trayectoria de Suárez-Quiñones «tiene luces y sombras». «Estoy seguro de que cuando nosotros acabemos nuestra trayectoria en este Gobierno también tendremos nuestras sombras. Lo importante es si las sombras son suficientes para bloquear la formación de un gobierno y en nuestra opinión no era así», considera ahora Igea.

Por su parte, Juan Carlos Suárez-Quiñones vio dos fases en todo el proceso. «Una de partidos, de negociación, en la que yo no voy a opinar. Cada uno tiene unas posiciones. Pero llega un momento en el que hay un acuerdo para una institución como la Junta de Castilla y León. Ahí habrá un solo gobierno, todos a una. El vicepresidente es mi vicepresidente, mi compañero y consejero, y yo soy su consejero. Trabajaremos codo a codo a favor de Castilla y León».

Más información

«Les molesta»

Suárez-Quiñones explicó que, a su juicio, «hay un determinado sector político que ha tratado de seguir una estrategia de manipulación para lastrar» su nombramiento. «Me preocuparía más la indiferencia. El hecho de que estén tan preocupados por que sea consejero, me anima a trabajar con fuerza porque eso quiere decir que les molesta».

El consejero de Fomento añadió que ya «habrá momentos de hablar largo y tendido» con Francisco Igea. «No le quepa duda de que vamos a ser un equipo unido a favor de Castilla y León y un éxito para Castilla y León».

Otro punto de fricción entre PPy Cs (y posteriormente dentro del PP) lo protagonizó Jesús Julio Carnero, nuevo consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural. Carnero fue vetado inicialmente por Ciudadanos para continuar como presidente de la Diputación de Valladolid cuando aún regía la regla naranja de no acumular más de ocho años en un cargo.

Igea, en otra pirueta dialéctica, aseguró ayer que «los ciudadanos de Castilla y León y de España está un poco cansados de vetos y bloqueos que hacen que gobiernos autonómicos y el Gobierno nacional no echen a andar y no funcionen». «Uno en política nunca satisface el cien por cien de sus demandas. La política es dialogar y pactar», declaró, con un argumento que le sirve para justificar las ruedas de molino de las últimas semanas, pero que también guarda un mensaje hacia la directiva nacional de su partido, cerrada en banda a permitir la investidura de Pedro Sánchez en el Ejecutivo central.

Jesús Julio Carnero llega a la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural después de perder el pulso con la dirección nacional del PP y verse obligado a abandonar su cargo como presidente de la Diputación de Valladolid. Después de unas semanas convulsas, Carnero ha saltado a la Junta «No sé si tengo muchas o pocas virtudes, pero sí tengo una: la capacidad de olvidar todo aquello que no es conveniente. Aquí y ahora le digo que solo pienso en presente y en futuro. Dice un proverbio que lamentarse por el pasado es correr en pos del viento. El pasado, tanto el mediato como el inmediato, no lo tengo en cuenta», dijo ayer.

El consejero de Agricultura asume el cargo «lleno de ilusión y ganas de trabajar por Castilla y León». «Lo primero es empezar con el conjunto de actuaciones, pero tenemos un asunto candente: el relativo a los topillos. Por eso, voy a convocar antes de que acabe esta semana al Consejo Agrario. Me parece fundamental el diálogo que podamos mantener con las opas desde el minuto uno».

Un tercer nombre que ha causado sorpresa es el de Germán Barrios, nombrado consejero de Empleo e Industria a propuesta de Ciudadanos, pero vinculado al PP. «Es el presidente del CES desde hace ocho años. No es miembro del PP, sino una persona de amplio consenso. Cuando sonó su nombre, los sindicatos nos mandaron una felicitación. Es una persona que conoce la política de empleo, los números y las necesidades industriales de esta comunidad. Es políticamente afín a nosotros y ha colaborado con Ciudadanos desde hace tiempo», desveló Igea.

Barrios, en su comparecencia ante la prensa, explicó que afrontará tres grandes retos: «Luchar contra el desempleo, la despoblación y favorecer la cohesión territorial superando la asimetría existente entre la zona oeste y la mediterránea. Vamos a llegar al millón de ocupados y es un reto muy difícil. Buscaremos empleo de calidad: el liderazgo industrial debe ser la base para generarlo». Barrios se desplazará hoy a Madrid para asistir a la conferencia sectorial de las comunidades autónomas, por lo que no podrá participar en el primer Consejo de Gobierno.

«Cercanos a la gente»

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, pidió a todos sus consejeros permanecer «cercanos a la gente» y recordó que los despachos no tienen cuatro paredes, sino «94.000 metros cuadrados». Mañueco personalizó en Francisco Igea «los nuevos tiempos» del Gobierno azul-naranja e insistió en la idea de que su Ejecutivo será «transformador y renovador».

Todos los consejeros juraron este miércoles sus cargos, salvo Verónica Casado (Sanidad) y Javier Ortega (Cultura y Turismo), que optaron por la fórmula de la promesa.

Ángel Ibáñez, consejero de la Presidencia por el PP, apostó por «tener una importante altura de miras para que el horizonte sea siempre Castilla y León por encima de cualquier dificultad u obstáculo» ya que este Gobierno «se inicia en circunstancias distintas» a los anteriores. De esta manera, Ibáñez insistió en la idea de mantener durante el mandato la unidad entre los consejeros de PP y Cs.

Isabel Blanco, consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades por el PP, consideró su responsabilidad como «la más bonita» y explicó que sus prioridades son «todas», entre otras «mantener la alta valoración de los índices de dependencia».

Verónica Casado, consejera de Sanidad por Cs, apostó por «elevar el nivel de salud de la población de Castilla y León». «El sistema sanitario tiene que ser lo más efectivo y eficiente. Lo que se pueda resolver en Atención Primaria, no tiene que pasar a la secundaria o terciaria». Casado justificó el borrado de su cuenta de Twitter al considerar que tal vez ahora disponga de «una cuenta oficial».

Carlos Fernández Carriedo, consejero de Economía y Hacienda por el PP, tratará de consolidar la fase de crecimiento de los últimos siete años y lograr más ingresos sin crear nuevos impuestos.

Javier Ortega, consejero de Cultura y Turismo por Cs, llevará «servicios culturales al mundo rural» y potenciará la lengua española.

Rocío Lucas, consejera de Educación por el PP, se puso como reto superar el «alto nivel» de los indicadores en materia educativa y seguir «insistiendo» en la necesidad de una EBAU única.

Las frases de los consejeros

«Los ciudadanos ya están cansados de vetos y bloqueos para formar gobiernos»

«Los ciudadanos ya están cansados de vetos y bloqueos para formar gobiernos» Francisco Igea (Cs). Vicepresidente y Transparencia

«Hay que tener altura de miras para que Castilla y León esté por encima de cualquier obstáculo»

«Hay que tener altura de miras para que Castilla y León esté por encima de cualquier obstáculo»

«Debemos consolidar la fase de crecimiento y lograr más ingresos sin crear nuevos impuestos»

«Debemos consolidar la fase de crecimiento y lograr más ingresos sin crear nuevos impuestos»

«Los retos son luchar contra el desempleo, la despoblación y favorecer la cohesión territorial»

«Los retos son luchar contra el desempleo, la despoblación y favorecer la cohesión territorial»

«Francisco Igea es mi vicepresidente. Trabajaremos codo con codo por Castilla y León»

«Francisco Igea es mi vicepresidente. Trabajaremos codo con codo por Castilla y León»

«Tengo la virtud de olvidar todo lo que no es conveniente. Solo pienso en presente y futuro»

«Tengo la virtud de olvidar todo lo que no es conveniente. Solo pienso en presente y futuro»

«Quiero elevar el nivel de salud de la población y un sistema sanitario más efectivo y eficiente»

«Quiero elevar el nivel de salud de la población y un sistema sanitario más efectivo y eficiente»

«Mis prioridades son todas, entre otras mantener el nivel, pero aún estoy aterrizando»

«Mis prioridades son todas, entre otras mantener el nivel, pero aún estoy aterrizando»

«Hay que seguir insistiendo para tener una EBAUúnica en toda España»

«Hay que seguir insistiendo para tener una EBAUúnica en toda España»

«Queremos servicios culturales en el medio rural para que no haya ciudadanos de segunda»

«Queremos servicios culturales en el medio rural para que no haya ciudadanos de segunda»