El Aeropuerto de León levanta el vuelo, incrementa en un 27% sus viajeros y garantiza su operatividad anual

Aeropuerto de León. / N. Brandón

El vuelo de Barcelona creció en un 11%, con 30.000 pasajeros, e Ibiza se cosolida como el principal destino estival de los leoneses | El Consorcio mantendrá su ayuda pero confía en que a medio plazo el Aeropuerto pueda «volar solo»

A. CUBILLAS
A. CUBILLASLeón

El Aeropuerto de León levanta el vuelo y consolida su actividad. Lo hace tras un 2018 que cierra en positivo y que invita al optimismo.

Un año en el que registró un total de 55.964 pasajeros, lo que representa un incremento próximo al 27% respecto al año anterior. Comportamiento similar al que registraron el número de operaciones, que se situaron en las 2.600.

Es el Aeropuerto de León en cifras. Un balance que este martes ha presentado Francisco Castañón, presidente del Consorcio Provincial, junto a Juan Corral, director comercial de Air Nostrum, que año tras año garantiza la operatividad de la aeródromo con la conexión a Barcelona.

Una ruta que alcanzó los 30.000 pasajeros a lo largo del 2018, es decir, un 11% más que en el 2017 con una ocupación media del 65% en los 518 vuelos que se operaron. En este sentido, Corral recordó que Air Nostrum incorporó una flota de reactores de mayor capacidad, pasando de las 50 a las 90 plazas.

Y la perspectiva habla en términos de crecimiento. En base a la experiencia y conforme a que el 80% ha viajado en los dos niveles tarifarios más bajos, Corral asegura que hay una demanda que se puede estimular y que aún queda sitio para desarrollar el Aeropuerto, convencido de que la ocupación se elevará hasta el 75-80%-

Una oferta que se completa con los 274 vuelos de la programación estival de Air Nostrum a la que se sumaron casi 20.000 pasajeros, con una ocupación media que rondó el 85% y con Ibiza, Mallorca y Menorca como los destinos más demandados por delante de Gran Canaria, Tenerife y Málaga.

De ahí que desde Air Nostrum entiendan que hablar del Aeropuerto de León es hablar de la historia de un éxito, «de que el trabajos sostenido en el tiempo ha dado su frutos. Sin duda, estamos ante los síntomas de que la compañía lo está haciendo bien, a que el Consorcio lo está haciendo bien y a que la economía leonesa arroja síntomas positivos», señaló Corral.

Volar solo

Un empuje que responde también, según señaló Castañón, a la inclusión del Aeropuerto en la programación de los viajes del Imserso y del Club de los 60 y el Club de los 50, con más de 6.000 pasajeros que han disfrutado de vuelos internacionales desde el Aeropuerto de León.

Cifras que consolidan al Aeropuerto como una infraestructura clave para la economía leonesa. «Desde el Consorcio y la Diputación hemos creído que apostar por el Aeropuerto es apostar por el desarrollo de la provincia, una infraestructura que se consolida como una puerta de entrada a León, principalmente desde el Prat, el segundo aeropuerto de España», señaló Castañón, que remarcó que consolidar un activo para el desarrollo económico es el fin fundamental.

Castañón recordó que desde el 2014 se han duplicado los viajeros y las operaciones, lo que demuestra «que estamos yendo en la senda adecuada». En este sentido, ha mostrado su firme intención de mantener la operatividad del Aeropuerto y garantizar una actividad con vuelos regulares, claves para el crecimiento de esta infraestructura.

De ahí que entienda que la inyección de cuatro millones de euros a lo largo de esta legislatura como una inversión rentable. Eso sí, el objetivo será que, a corto medio y plazo, coja fuerza y empiece a volar solo gracias a la apuesta conjunta de administración, empresa y sociedad leonesa. «Poco a poco se están dando las condiciones para ello», remarcó Castañón, que si bien sostuvo que el Consorcio mantendrá la misma aportación en el próximo contrato.

 

Fotos