Los puticlubs de León se cuelan en las grabaciones de la Operación Lezo

Ignacio González.

Las conversaciones de Ignacio González grabadas por la Guardia Civil dentro de la Operación Lezo apuntan a los prostíbulos como una opción de negocio fiable para sus amigos

SANTIAGO RODRÍGUEZLeón

Las conversaciones de Ignacio González grabadas por la Guardia Civil dentro de la Operación Lezo relevan una magistral clase de 'historia de puticlubs en León', del que fuera gobernador civil en Palencia, Luis Vicente Moro.

Las grabaciones de la Operación Lezo, publicadas por El Plural este jueves, vinculan a Palencia con la Operación Lezo y tiene como protagonistas a un ex gobernador civil, a un ex obispo de Palencia y a puticlubs leoneses.

Las conversaciones grabadas por la Guardia Civil, en la que entre otros políticos y empresarios españoles está involucrado el expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, continúan saliendo a la luz.

En este caso se escucha la conversación mantenida por Ignacio González con Luis Vicente Moro. En dicho diálogo, Moro le cuenta a González los problemas que tiene para sacar adelante un negocio de hostelería en Palencia.

Más información

La solución que le propone González es que transformara el negocio en un prostíbulo, idea que Moro ya se había planteado. Lo siguiente que se puede escuchar en el audio es una clase magistral de historia y del lugar en el que se encuentran situados los clubs de alterne de la provincia de León.

– Ignacio González: Eso que han hecho macho, rehabilitar la abadía esa. Eso han metido ahí pasta… eso es un blanqueo de pasta de cojones, porque, si no, no tiene… ¿sabes? Pero no sé, por buscarle alguna… es que si no, chico, o una casa de putas, yo que sé. ¿No puedes poner ahí un puticlub con habitaciones cojonudas?

– Luis Vicente Moro: Sí… No, lo hemos pensado todo ya… Palencia está llena de puticlubs, pero está llena de puticlubs en los grandes ejes, en el eje que va a Bilbao, en el eje que va a León. Pero lleno. Además, paradójicamente esos puticlubs de autopista están donde estaban las casas de putas de la Leon Legio VII romana, donde paraban los legionarios de Roma que venían de Tarragona hasta León, ahí están. Los puticlubs (…)

En las conversaciones obtenidas Moro también especificaba como logró acallar las voces de un obispo que no estaba muy de acuerdo con sus “negocios

– Luis Vicente Moro: (…) Los puticlubs.

– Ignacio González: Pero bien montados.

– Luis Vicente Moro: De Palencia. Donde teníamos la fábrica de azúcar a tres kilómetros o cuatro, hay uno que te caes para atrás. Anda que no sufrí con aquello: los obispos, las amas de casas… Todo el día. Hasta que un día cogí al obispo y le dije: “¿Sabe quién usa de media los servicios de los puticlubs. La clase media-alta, los casados y algún cura”. Algún cura… Estos obispos, como Rafael Palmero, una buenísima persona que ahora está en Orihuela en Alicante, me decía… porque ya empezaban a traer monjas de América y bueno, yo estaba… hasta que un día empecé a fijarme en las fotos… unas tías, unas rubias. Y digo, Don Rafael, venga a verme a casa a comer fabada. “¿Y esto? ¡Ah! ¿Y esto?” Claro, a los dos meses entraban en el convento, permiso de residencia y si te he visto no te acuerdo.

Contenido Patrocinado

Fotos