Diego Moreno: «Los que ya han desarrollado su carrera política deben dejar la primera línea»

Diego Moreno, en la redacción de Leonoticias. / Noelia Brandón

Enarbolando la bandera del sanchismo, el candidato a las primarias de PSOE en León defiende un partido que vaya «de abajo a arriba» en una cuestión «que no es solo estética»

NACHO BARRIO León

Fue la joven esperanza del socialismo leonés. Diputado en el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, no eran pocos los que aseguraban que el futuro del partido de la rosa pasaba por si liderazgo. Tiempo ha pasado desde entonces y ahora llega dispuesto a confirmar aquellas apuestas. Diego Moreno se presenta a las primarias irradiando una juventud que defiende «si es de espíritu». Sanchista convencido, tratará de traer el aire del secretario general a una agrupación provincial que busca su destino en las primarias del 12 de noviembre. Es uno de los tres candidatos en liza, cuenta con el apoyo de históricos del PSOE y llega, como sus contrincantes, para poner el foco en la militancia. Empieza la carrera por liderar a los socialistas leoneses.

-¿Qué razones le han llevado a presentarse?

-La primera es que soy militante del PSOE y lógicamente soy sensible a los problemas y a las dificultades que vive la provincia. Tenemos total capacidad para presentar una candidatura, en la que llevamos trabajando cerca de un año con mucha gente. Estas personas han creído que yo era el adecuado para liderar este proyecto.

-¿Cómo avanza la campaña?

-Va muy bien, estamos teniendo la oportunidad de conversar con compañeros y compañeras de la provincia, lo que es bastante satisfactorio porque pulsamos cual es la problemática que tenemos tanto a nivel orgánico como político. Nos ayuda mucho a incorporar a algunas de las ideas en nuestro programa.

-Su experiencia como diputado y sus apoyos pasados... ¿Son un lastre o un valor?

-Creo que el debate sobre Pedro y Susana está cerrado, con lo cual no vale la pena seguir con ello, está claro que el proyecto que se ha impuesto es el de Pedro Sánchez con el apoyo de la militancia. Lo que tenemos que hacer es intentar traer ese cambio a nivel federal a la provincia de León. Estoy en plenas capacidades para hacerlo.

-¿La victoria del candidato al que apoyaba le da un apoyo moral en el partido?

-Quien encarna mejor estas ideas es la candidatura que represento. Lo comentaba estos días con compañeros, es evidente que compartimos muchas de las cosas los tres candidatos, lo que nos diferencia es la forma de hacer. En los últimos años se ha abandonado de alguna forma a la militancia y hay que recuperarla.

«En los últimos años se ha abandonado de alguna forma a la militancia y hay que recuperarla»

«En los últimos años se ha abandonado de alguna forma a la militancia y hay que recuperarla» alberto moreno, candidato a las primarias del Psoe de león

-¿Cuál es su plan para el PSOE leonés?

-Consiste en reactivar la organización, porque la sensación que hay es que ha estado prácticamente silente y que las decisiones no se han compartido con la militancia. Hay que ponerla en el centro, que tomen parte y construir un proyecto, que vaya siempre de abajo hacia arriba. No solo tiene que participar la militancia, sino que hay que implicar a la sociedad.

-¿Su juventud es una ventaja?

-No creo que ser joven o mayor signifique mucho más, cualquier persona en cualquier edad puede asumir el reto. Está bien tener una cierta experiencia, fui secretario general de las juventudes y diputado nacional, la clave es la combinación de la juventud, que puede no ser cuestión de edad sino de espíritu, y haber tenido experiencia. Hay que buscar el equilibrio.

-¿Con quién cuenta para llevar a cabo su programa?

-Cuento con un equipo muy grande, parte de él ha venido trabajando en el movimiento de Pedro Sánchez y en la provincia fueron muchos. Quiero contar sobre todo con la militancia, cualquier proceso de renovación tiene que venir de su mano, no es demasiado bueno incorporar a aquellos que han desarrollado ya toda su carrera política, no es su momento para estar en primera línea, sino aconsejando.

-Habla mucho de la militancia, de una organización que vaya de abajo hacia arriba… ¿El PSOE ha fallado estos últimos años en eso?

-Me da la impresión de que no se ha contado con las bases. Éste no es un partido asambleario y no lo va a ser, pero es muy importante incorporar a la gente, que se sientan implicadas. No es solo una cuestión estética.

-Dígame una fortaleza y una debilidad de los otros dos candidatos.

-José Antonio [Diez] tiene experiencia institucional y orgánica, probablemente la debilidad es que no haya tenido un resultado positivo en unas elecciones. En el caso de Javier Cendón su fortaleza es la formación académica, pero la debilidad es la falta de experiencia, le costaría afrontar este reto.

-¿Cómo se pone el PSOE las pilas de cara a las municipales y autonómicas? No queda tanto…

-Las primarias son una buena forma de ponérnoslas, pasamos de tener una organización prácticamente desaparecida o desmotivada, y este proceso ha ayudado a que la organización se ponga en marcha. Después de este proceso hay que hacer un trabajo de base.

«Las primarias reactivan una organización que estaba prácticamente desaparecida y desmotivada»

«Las primarias reactivan una organización que estaba prácticamente desaparecida y desmotivada»

-Adelanta la siguiente pregunta. ¿Cuál será la primera medida que tome si gana las primarias?

-Vamos a trabajar en construir una organización. La primera medida sería poner en marcha un grupo de trabajo para que estudie qué necesidades tiene nuestra estructura, que vea de qué forma tiene que echar andar. Es una medida muy interna, pero después vendrían otras más públicas.

-En caso de ganar, ¿podría poner a su lado a los otros dos candidatos?

-Hay una cosa que es clara. Después de las primarias hay un compromiso claro de sentarme con los otros dos candidatos para ver cómo podemos integrar sus sensibilidades a nuestro proyecto, y serán ellos los que decidan si son ellos o personas de su equipo. Hay que normalizar la vida del partido, que en los últimos tiempos se ha visto alterada, consiguiendo un PSOE en el que todos estemos a gusto.

-¿Confía en sacar los suficientes apoyos como para no tener que ir a la segunda vuelta?

-Es muy difícil, pero trabajamos en ello. Sería bueno para no tensar la cuerda, porque la multitud de procesos nos lleva a veces a alterarnos. No obstante es un proceso democrático que hay que respetar e intentar llevarlo de la mejor manera posible.

-En los últimos días el carbón ha vuelto a estar de relieve por una moción en en Congreso apoyada por el PSOE, ¿cómo lo ve?

-Tenemos un compromiso claro por reducir las emisiones de CO2, que es la línea marcada desde Europa. Eso es claro, evidente y no es novedoso, pero a su vez hay un compromiso con las cuencas y con las centrales térmicas, que es compatible perfectamente. El Objetivo 2030 busca que aquellas centrales eléctricas que producen energía no emitan una cierta cantidad de dióxido de carbono, es en el medio plazo y muchos nos sentiríamos a gusto en un horizonte en el que se extraiga y se queme carbón nacional y se reduzcan las emisiones. Y ojalá ese horizonte vaya más allá, hay que deshacer el freno que el PP puso a Ciuden, que podría garantizar ambos puntos.

«Defender la reducción de emisiones de CO2 es compatible con el compromiso con las cuencas»

«Defender la reducción de emisiones de CO2 es compatible con el compromiso con las cuencas»

-Para acabar con la campaña, José Antonio Diez aseguró que Cendón le acusa de haber pactado con usted…

-Es una acusación absurda e infundada, si hubiera pacto no tendría sentido de llegar a este escenario. Ahora el objetivo es que cada uno plantee su proyecto a la militancia.

Fotos