La sombra del dopaje alcanza al ciclista leonés Roberto Méndez

El ciclista leonés, en la rueda de prensa. / Inés Santos

El corredor del Diputación de León ha recibido un resultado «anómalo» en el control antidopaje que le realizaron tras una prueba en Galicia el pasado mes

RUBÉN FARIÑASLeón

La sombra del dopaje se asoma al pelotón leonés. Roberto Méndez, tercer clasificado en la Vuelta a León 2017 –a tan sólo tres segundos del campeón-, y la gran promesa del Diputación ha obtenido un resultado «anómalo» en el control antidopaje efectuado en una prueba celebrada en Galicia el pasado mes de septiembre.

El corredor ha querido dar la cara para explicar «en primera persona, de forma clara y verídica» la situación y tratar de evitar especulaciones «que no tienen que ver con la realidad».

Méndez ha aclarado que «un resultado anómalo no quiere decir positivo» y ha garantizado que el resultado está marcado por un tratamiento que da unos parámetros «normales y justificados».

El ciclista leonés sufrió una caída hace algo más de un año que le provocó una fractura de vértebras. La recuperación fue «rápida y positiva», asegura, como demostró en la Vuelta a León. Tras la prueba provincial, el miembro del Diputación de León volvió a sufrir dolores y retomó el tratamiento.

El ciclista espera que se demuestre su inocencia

Por ello, justifica el resultado del control antidoping en Galicia y considera «muy duro» lo fácil que es poner en duda a un ciclista y causar un daño irreparable antes de un positivo. «A pesar de que el resultado no es definitivo, mi nombre y el resultado anómalo ya está circulando y antes de que la bola de nieve acabe de aplastarme quiero pararlo para que no se especule y se manche mi nombre».

Roberto Méndez, acompañado por el director de su equipo, Javier Fernández, ha reiterado que nunca ha utilizado un producto para mejorar su rendimiento y que el incidente viene provocado por un tratamiento médico justificado por traumatólogo.

El día 2 de este mes recibía la notificación y ahora debe esperar los plazos correspondientes. A pesar de ello, se hace responsable de todo lo que ocurra y exculpa a su equipo y preparadores y espera que esta circunstancia no empañe su trayectoria.

Javier Fernández, director del equipo, y Roberto Méndez, ciclista.
Javier Fernández, director del equipo, y Roberto Méndez, ciclista.

Fotos