Los alcaldes de la zona de La Cabrera recuerdan al consejero la necesidad de ser zona catastrófica

Imagen de una zona afectada por el incendio de La Cabrera.
Imagen de una zona afectada por el incendio de La Cabrera. / César Sánchez

El municipio de Encinedo, donde se localizó el grueso del incendio, es el que más problemas tiene de suministro de agua potable en la práctica totalidad de sus pedanías

EFELeón

Los municipios leoneses de Encinedo y Truchas solicitarán la declaración de zona catastrófica por elcendio de la comarca de La Cabrera, todavía oficialmente activo pero controlado, que afectó la semana pasada a más de 8.000 hectáreas con un perímetro de 55 kilómetros.

Los alcaldes de Encinedo y Truchas, José Manuel Moro y Francisco Simón, respectivamente, lo han adelantado en declaraciones a Efe tras la reunión mantenida con el consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta, Juan Carlos Suárez-Quiñones, en la que se ha hecho un balance de la extinción del incendio y sus consecuencias.

Una reunión a la que han asistido también los pedáneos de las localidades afectadas, el delegado de la Junta, Guillermo García, y los jefes de Servicio de Fomento y Medio Ambiente de la Junta en León y en el que se ha trasladado los problemas surgidos tras el incendio.

El municipio de Encinedo, donde se localizó el grueso del incendio, es el que más problemas tiene de suministro de agua potable en la práctica totalidad de sus pedanías, además de no contar con señal de televisión, internet y señal de telefonía móvil, que numerosos operarios se afanaban hoy en restablecer.

Ceniza y residuos

Los problemas de suministro de agua potable también se está sufriendo en la localidad de Villarino, perteneciente al ayuntamientos de Truchas, y en el de Castrocontrigo.

Unos problemas derivados de las lluvias registradas este fin de semana que, aunque fueron un alivio para los vecinos ya que suponía el fin de un incendio que se ha convertido en uno de los mayores del país este verano, tuvo otras consecuencias no esperadas.

Así, las copiosas lluvias, sobre un terreno sin protección verde tras el incendio y en las cenizas producidas por las llamas, han provocado numerosas escorrentías de terreno hacia los cursos fluviales que tiznaron de negro las aguas del río Eria esta semana, contaminando también algunos acuíferos.

La cantidad de cenizas y residuos con la que baja el agua está haciendo inviable la depuración de las aguas por parte de las localidades que tienen su captación de agua directamente del río.

Agua envasada

Ante esta situación los ayuntamientos han tenido que solicitar ayuda a la Diputación provincial para su abastecimiento de agua potable.

En ese sentido, la Diputación ha suministrado desde el pasado lunes un total de 13.680 litros de agua envasada, con el objetivo de paliar los efectos de las cenizas sobre el agua potable.

Así, el lunes y el martes la Diputación ha abastecido al Ayuntamiento de Encinedo con 8.640 litros, que se han repartido entre las localidades de Encinedo, Losadilla, Robledo de Losada, Forna y Quintanilla de Losada.

Por otro lado, ayer martes se comenzó a repartir agua en botellas al Ayuntamiento de Truchas, que ha recibido 1.440 litros, que se suman a los 3.600 litros que se han llevado durante la mañana de este miércoles a Castrocontrigo

Limpieza de tuberías

El alcalde de Castrocontrigo, Olivio Campo, ha explicado que desde el Ayuntamiento se tuvo que proceder el martes a cortar el agua para abasteciendo potable, dado que la alta concentración de residuos en el agua tras el incendio está haciendo que los sistemas de filtrado y depuración no la puedan potabilizar.

El resto de localidades de este municipio no se han visto afectadas al no obtener su captación de agua del río.

En la misma línea, el alcalde de Encinedo, José Manuel Moro, ha destacado que las lluvias han provocado el arrastre de cenizas y lodos que han provocado daños en las infraestructuras de la captación y depuración de aguas".

"Hemos adelantado los trabajos para limpiar tuberías, cambiar mangueras y filtros, con lo que hemos conseguido que el agua por lo menos se pueda utilizar para el aseo, aunque dista mucho de ser apta para el consumo", ha explicado Moro.

Fotos