«Las tasas tienen que ser homogéneas en toda España para que la universidad sea pública de verdad»

Juan Francisco García Marín, durante el encuentro con leonoticias. / Inés Santos

«Fue una auténtica sorpresa el anuncio de que bajaban un 20%», aseguraba Juan Francisco García Marín en el encuentro mantenido con leonoticias

a. cubillas | n. barrio
A. CUBILLAS | N. BARRIO León

Ha sido uno de sus caballos de batalla desde que se pusiera por primera vez el birrete negro. Tanto, que él mismo asegura ser «el rector que más lo ha reclamado en Castilla y León». Las tasas fueron una pesadilla en los años de la crisis, un malsueño del que la Universidad de León se va despertando.

El encuentro en leonoticias

«Fue una auténtica sorpresa el anuncio de que bajaban un 20%», aseguraba Juan Francisco García Marín en el encuentro mantenido con leonoticias. El rector avanza que «bajaron el año pasado un 5% y creíamos que este año se mantendrían, pero fue una buena noticia la rebaja del 20% y creo que vamos por buen camino».

De esta forma, y a pesar de la caída, García Marín no evita demandar que «tenemos que ponernos en la media nacional o incluso por debajo en primera matrícula, aunque es cierto que en segunda debería hacerse otros esfuerzos».

A pesar de que se haya quedado más o menos gente por el camino, el rector de la ULE apunta a que «independientemente de valoraciones, las tasas han supuesto una barrera, porque por ejemplo en Veterinaria se pagaba el doble de lo que pagaban en Lugo, eso condiciona».

El asunto de la bajada de las becas tampoco es menor. «Bajaron más del 50% digan lo que se digan, y estos dos factores se juntaron en Castilla y León, generando un problema de justicia».

Exigencias

En el capítulo de reclamaciones, Juan Francisco García Marín aplaude en primer lugar los decretos impulsados por el Gobierno de Pedro Sánchez. «Nos han venido muy bien ya que había cuestiones paradas encima de la mesa, como en el caso de los antiguos títulos que no se podían expedir».

Sea como fuere, no faltan las demandas. «Pediría al Gobierno que la Ley de Universidades que se haga, aunque no hace falta una nueva porque se puede reformar la anterior, incluya la corrección del Estatuto del Profesorado y se valore la docencia igual que la investigación».

Mirando hacia la Junta de Castilla y León, el rector apunta a las citadas tasas «para lograr una universidad pública de verdad que pasa por que sean homogéneas».

Igualmente, critica que el sistema de financiación autonómico «penaliza a las pequeñas, que son León y Burgos, y ya es hora de que se toque y cambie ese sistema».