Quintanilla invita a los universitarios a liderar el cambio en la educación superior

Miguel Ángel Quintanilla, en el ciclo de la Universidad de León. / Inés Santos

El exsecretario de Estado de Universidades e Investigación cierra el ciclo de conferencias por los 40 años de la Universidad de León exigiendo un esfuerzo económico y personal para lograr una sociedad organizada, productiva y con capacidad para resolver nuevos problemas

RUBÉN FARIÑASLeón

Una conferencia sobre la necesidad de una reforma de la educación superior en España ha clausurado las jornadas 'Cuarenta años de Constitución. Cuarenta años de Universidad de León' que ha celebrado la institución para conmemorar su aniversario.

La ausencia del consejero de Educación, Fernando Rey, que decidió no acudir a la cita en el último momento, ha marcado el desarrollo de la cita donde sí ha estado Miguel Ángel Quintanilla, exsecretario de Estado de Universidades e Investigación, durante el gobierno de Zapatero.

El catedrático y expolítico ha recordado que la universidad siempre tiene que estar cambiando para responder a las necesidades sociales y adaptarse a los cambios sociales, que son muy rápidos: «La universidad no solo tiene que adaptarse sino liderarlos y estar continuamente en cambio».

Durante su intervención en el Aula Magna de San Isidoro, ha estimado señalar que es urgente consultar a los propios universitarios y que sean ellos los que recojan la iniciativa de la transformación de su propio institución y la sociedad a la que sirven.

Retos para el futuro

Quintanilla fue pieza clave en el diseño de la Ley Orgánica de Modificación de la Ley Orgánica de Universidades, lo que permitió a España incorporarse al Espacio Europeo de Educación Superior. A ese espíritu ha recurrido para trabajar ahora en una nueva reforma que produzca cambios de futuro.

«Yo creo que hay una cosa que la sociedad española debe asumir de una vez; necesitamos dedicar mucho más esfuerzo económico y personal a la educación superior, mucho más, el doble». Ese debe ser el reto marcado para los próximos 15 años y que debe guiar a una sociedad bien organizada, productiva y con capacidad para resolver problemas nuevos que se avecinan.

Para ello, el exsecretario de Estado ha pedido un sistema universitario creativo, capaz y muy extendido con mayor financiación y recursos. También ha pedido una mejora en la capacidad que las universidades públicas tienen a la hora de rendir cuentas ante la sociedad, algo para lo que no tienen capacidad, ya que se gestiona a través del Gobierno y no de la institución.

El ciclo de conferencias de la Universidad de León ha puesto así punto y final a una exitosa experiencia que ha puesto el foco en los cuarenta años de la institución, a través de la Constitución, y llevado a la capital leonesa a los protagonistas de las últimas cuatro décadas en España.