Vigilantes ratifican el intento de atropello de un miembro de La Manada tras un presunto robo

Ángel Boza./Raúl Caro (Efe)
Ángel Boza. / Raúl Caro (Efe)

Ángel Boza sustrajo unas gafas de sol en un centro comercial, tras lo cual huyó y fue detenido por la Policía Local, que lo puso a disposición del juez que decretó su ingreso en prisión

EFESevilla

Los vigilantes de seguridad que intentaron parar al miembro de la Manada Ángel Boza tras robar persuntamente unas gafas de sol en un centro comercial de Sevilla el pasado 1 de agosto han ratificado hoy ante el juez el «intento de atropello» por parte de éste al salir del aparcamiento tratando de huir.

Así lo han declarado ante el juez Juan Gutiérrez Casillas, que instruye el caso, cuatro vigilantes de seguridad del centro comercial en el que Boza presuntamente sustrajo unas gafas de sol, tras lo cual huyó y fue detenido por la Policía Local, que lo puso a disposición del juez.

El juez decretó entonces su ingreso en prisión, apenas un mes después de que saliera en libertad condicional a la espera de que se resuelva el recurso a su condena a 9 años de prisión por abusos sexuales a una joven en los Sanfermines de 2016 junto a los otros cuatro miembros de la Manada.

Según ha explicado a la salida su abogado, Agustín Martínez, han declarado tres vigilantes que intervinieron en la retención de Boza y un cuarto encargado de las cámaras de seguridad de los grandes almacenes.

Todos ellos han ratificado el contenido de su denuncia, si bien el letrado ha calificado de «bastante exagerado el hablar de un intento de atropello» pues «se produce un intento de pararlo y como consecuencia en algún momento un roce al salir del aparcamiento, de eso a un intento de atropello hay un salto de calidad importante».

Además, el informe del forense sobre las lesiones sufridas por uno de los vigilantes indica que éstas son «prácticamente nulas» ya que «no hay lesiones» sino «un rocetón».

Por ello, para el letrado «no puede hablarse de robo con violencia sino de hurto» por lo que en septiembre -ya que el juez coge ahora las vacaciones tras estar hoy de guardia- solicitará su puesta en libertad, que a su juicio «debe ser relativamente rápida».

Según ha explicado, hay grabaciones de lo ocurrido en el interior de los grandes almacenes, El Corte Inglés de la céntrica Plaza del Duque de Sevilla, pero no de lo sucedido a la salida del aparcamiento.

El juez también ha tomado declaración como testigo al representante legal del establecimiento, que no ha presentado reclamación por la presunta sustracción, ya que las gafas de sol -valoradas en 200 euros- fueron recuperadas tras la detención de Boza, al tiempo que tampoco el vigilante de seguridad ha presentado reclamación por las lesiones.

«Entendemos que dadas las circunstancias y la naturaleza del hecho, que no deja de ser la sustracción de unas gafas, será puesto en libertad relativamente pronto», ha expuesto Martínez, si bien dado que el juez se va de vacaciones y no resolverá su solicitud, será en septiembre cuando el abogado de Boza pida la libertad de su cliente, ya que en principio no tiene previsto practicar ninguna diligencia más.

Martínez, que tras la detención de su cliente el pasado 1 de agosto se mostró visiblemente molesto con él, ha hablado esta semana con Boza, que desde el día 2 permanece en la prisión de Sevilla, y según ha asegurado «está con la responsabilidad de haber cometido un error de esta naturaleza y asumiendo su responsabilidad como no puede ser de otra manera», ya que «si has sustraído unas gafas has cometido un delito por muy leve que sea».

El resto de la Manada -José Ángel Prenda, Antonio Manuel Guerrero, Alfonso Jesús Cabezuelo y Jesús Escudero- volverán mañana a los juzgados para firmar en cumplimiento de las medidas cautelares del auto de libertad provisional que dictó la Audiencia de Navarra tras su condena a 9 años de prisión por abusos sexuales, a la espera de que el Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) resuelva los recursos de las partes contra esta sentencia.

Martínez -que representa a cuatro de los cinco condenados- ha dicho desconocer los plazos del TSJN para resolver, toda vez que aún debe dilucidar cuestiones como «si va a haber vista o no».

«Seguimos absolutamente esperanzados en que en base al recurso que se puso haya una sentencia que revoque la de la Audiencia de Navarra y haya sentencia absolutoria», ha subrayado, tras valorar que sean cinco los miembros del TSJN que decidirán porque cuantas más «garantías» se puedan dar al procedimiento judicial «mejor», y desear que el fallo fuera «por unanimidad» decretando «la inocencia de esas cinco personas».

 

Fotos