Tensión en el sur de Valencia y Alicante

La localidad de Orihuela, anegada por la lluvia. /Reuters
La localidad de Orihuela, anegada por la lluvia. / Reuters

El río Segura se ha desbordado en Orihuela, varias personas se han quedado atrapadas por el agua en un túnel de la AP7 y los vecinos de Ontinyent no recuerdan nada igual

JUAN ANTONIO MARRAHÍMurcia

Noche de tregua en Valencia y caos en el sur de Alicante. Así podría resumirse la evolución en las últimas horas del avance de las tormentas asociadas a la gota fría en la Comunitat. Ha seguido lloviendo con fuerza en puntos como Orihuela, Torrevieja o Guardamar del Segura, lo que ha agravado las inundaciones sufridas en el extremo sur y el litoral de Alicante. También vuelve a llover ahora de manera intensa en la Vall d'Albaida y pueblos próximos del sur de Valencia.

Ahora todas las preocupaciones están puestas en el Río Segura. Bajaba con mucho caudal por Murcia y finalmente se ha desbordado en Orihuela, donde llueve sobre mojado. Es allí donde la UME, la Policía Local, la Policía Nacional o los bomberos se desviven en estos momentos por atender a la población en uno de sus momentos más angustiosos. Las imágenes aéreas mostraban calles como ríos o campos convertidos en lagos. Allí se conseja, sencillamente, permanecer en casa y no circular.

Las primeras previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología para hoy auguran también muchos problemas para Valencia conforme avance el día. «La línea de tormentas se va configurando en el sur de Alicante con movimiento hacia el norte». En el amanecer, en el sur de Alicante no distinguen el día de la noche. El cielo sigue encapotado y llueve de manera torrencial entre Pilar de la Horadada, con más de 120 litros ya acumulados, y Orihuela. Allí, en Pilar de la Horadada, se suceden las llamadas al 112 por las emergencias a causa de las trombas.

Según la UME, el nivel de agua en algunas zonas hace imprescindible el uso de todoterrenos con capacidad de vadeo para acceder a algunas viviendas e incluso realizar a pie los últimos tramos para asistir a los atrapados en las zonas afectadas de Alicante y Murcia.

Renfe ha suspendido la circulación de todos los trenes de media y larga distancia con origen o destino en Valencia, Alicante y Murcia, así como la línea Alcoy-Xàtiva- Valencia. La compañía advierte que tampoco es posible realizar viaje por medios alternativos por el estado de la carretera a causa de las fuertes lluvias. Según fuentes de la Generalitat, una treintena de carreteras se han visto afectadas por las lluvias. En Alicante está cortada la AP-7 a su paso por Pilar de la Horadada, también la A-31 a su paso por Villena y la A-7, entre Alicante y Orihuela. El tráfico también está interrumpido en N-340 a la altura de Orihuela.

La situación en Ontinyent es de preocupación después del desbordamiento del Clariano, que arrasó casas y vehículos en el barrio de la Canterería. Sigue lloviendo, pero con menor intensidad que este jueves. El Ayuntamiento impedirá que hoy vuelvan a sus domicilios los vecinos que se vieron afectados y que han tenido que pasar la noche fuera de sus casas. El Consistorio anunció, además, que pedirá la declaración de zona catastrófica.

En la comarca de la Ribera, la noche ha estado marcada por la preocupación por el nivel del río Júcar, que se había desbordado a su paso por el término municipal de Alberic aunque sin afectar al casco urbano. El hecho de que apenas haya llovido durante la noche ha evitado daños mayores. Desde la desembocadura del Júcar, en Cullera, se observa con preocupación la gran cantidad de cañas y desperdicios procedentes de los ríos Albaida y Cànyoles que, a buen seguro, van a quedar depositados en las playas. En La Safor, El temporal se ha cebado con la playa de La Goleta de Tavernes, que ha perdido ya los 1.800 metros cúbicos de arena.