Aterriza en Nueva York el vuelo comercial más largo del mundo

Llavero y postal conmemorativos del vuelo más largo del mundo. /Efe
Llavero y postal conmemorativos del vuelo más largo del mundo. / Efe

Con 16.700 kilómetros sin escala, supera el récord del trayecto que conecta Doha con la ciudad neozelandesa de Auckland

COLPISA/AFP

El vuelo comercial más largo del mundo aterrizó este viernes cerca de Nueva York, después de casi 18 horas de viaje desde Singapur. En el vuelo viajaron 150 pasajeros y 17 tripulantes.

Según el portal del aeropuerto de Newark, en Nueva Jersey, el avión SQ22 aterrizó a las cinco y media de la madrugada, hora local, tras despegar pasadas las once y media de la noche y acumular 17 horas y 52 minutos de vuelo para un recorrido de 16.500 km.

En teoría, el vuelo a Nueva Jersey debía durar 18 horas y 25 minutos, y el de regreso a Singapur, que despegará desde el aeropuerto de Newark, debería ser unos veinte minutos más largo.

«Me siento perfectamente descansado», dijo Kristopher Alladin, un canadiense de 37 años, antes de coger un vuelo hacia Ottawa. «Tengo la suerte de poder dormir en los aviones».

«Nada estresante»

«Aunque estaba en clase económica premium, se tiene la impresión de estar en primera clase», agregó. «No hubo nada estresante».

Singapore Airlines ofrece en este vuelo solamente pasajes en clase económica premium y business, pero no en clase económica simple.

Un billete de ida Singapur-Nueva York cuesta unos 2.150 dólares (1.860 euros) en la clase económica premium, según la web de la aerolínea. Ya el billete de ida y vuelta se eleva a 3.028 euros.

«Estábamos emocionados de tomar este vuelo», dijo Alladin. «Fue genial, tranquilo, placentero y ¡se terminó demasiado pronto!», dijo a la AFP otro pasajero, Danny Ong, a su llegada a Newark.

Apasionado de la aviación, este ingeniero de Singapur decidió regresar a su país este mismo viernes.

Con este nuevo vuelo, Singapore Airlines recupera el primer lugar en la clasificación de las compañías que realizan los trayectos más largos. Desplazó al vuelo 921 de Qatar Airways entre Auckland y Doha, de una duración teórica de 17H40 para una distancia recorrida de unos 14.500 km.

No obstante, no es la primera vez que la aerolínea realiza este trayecto, que ya operó esta ruta durante nueve años antes de abandonarla en 2013, cuando los precios del petróleo le quitaron rentabilidad.

En esos años se sirvió del A340-500, un cuatrimotor que consumía bastante más que el nuevo Airbus A350-900 ULR. Airbus entregó a Singapore Airlines en septiembre su primer A350-900 ULR, que consume un 25% menos de combustible.

En el segmento de los vuelos largos, el A350 es hoy preferido frente al A380, durante largo tiempo considerado como el avión estrella de Airbus pero que se reveló demasiado grande (hasta 850 plazas, mientras el A350 ofrece menos de la mitad).

 

Fotos