El Congreso recupera la sanidad universal con el voto en contra de PP

Un médico sonríe junto a varios miembros de su equipo. /Archivo
Un médico sonríe junto a varios miembros de su equipo. / Archivo

La ministra Montón asegura que la medida «elimina desigualdades» y recupera un derecho que para Rajoy «era urgente reducir»

J. Luis Alvarez
J. LUIS ALVAREZMadrid

El pleno del Congreso aprobó ayer el real decreto que restablece la asistencia sanitaria para todas las personas que se encuentren en España, independientemente de que sean nacionales, extranjeros o inmigrantes irregulares. El real decreto, que contó con el voto en contra de los diputados del Partido Popular y la abstención de los representantes de Ciudadanos, será tramitado por el procedimiento de urgencia, medida ésta que si contó finalmente con el apoyo de todos los grupos.

De esta manera, el Gobierno del PSOE pone fin a otro real decreto, el 16/2012, una norma impulsada por el Ministerio de Sanidad que dirigía la popular Ana Mato y que suspendía la sanidad universal tal y como venía aplicándose desde 1986, y que excluía a los inmigrantes irregulares -salvo embarazadas, menores y enfermos crónicos- del sistema sanitario público a no ser que fuesen atendidos por urgencias.

Durante la sesión de ayer, la ministra de Sanidad, Carmen Montón, defendió el real decreto porque «dignifica la acción política», a la vez que contribuye a mejorar la vida de los ciudadanos «eliminando desigualdades a través de la garantía de sus derechos, la solidaridad y la cohesión social». En su intervención dijo que para el Gobierno de Mariano Rajoy «era urgente reducir y recortar derechos», mientras que para el Ejecutivo de Pedro Sánchez, el objetivo «es recuperarlos».

La nueva norma garantiza la atención sanitaria a todas las personas que se encuentren en España, al cambiar el concepto de asegurado por el de ciudadano. Además, también da cobertura a pensionistas españoles no residentes en España, los trabajadores desplazados o los empleados transfronterizos.

 

Fotos