Envían a prisión a dos de los seis detenidos por la violación grupal a una joven de 18 años en Bilbao

Concentración en Bilbao en protesta por la agresión sexual grupal. /Efe
Concentración en Bilbao en protesta por la agresión sexual grupal. / Efe

Los otros cuatro han quedado en libertad con la condición de presentarse todos los días en el juzgado

COLPISAMadrid

Dos de los seis individuos magrebíes de entre 18 y 36 años detenidos este viernes en Bilbao por la violación grupal a una joven de 18 años han sido enviados a la prisión de Basauri por orden judicial. Los otros cuatro han quedado en libertad con la condición de presentarse todos los días en el juzgado.

La Federación de Asociaciones Vecinales de Bilbao ha reprochado a la justicia que haya dejado en libertad a cuatro de los arrestados y que los mismos puedan entrarse con la víctima por la calle. El presidente de la organización, Carlos Ruiz, ha advertido de la posibilidad de que los presuntos implicados en esa agresión sexual pudieran cometer hechos del mismo tipo o que tuvieran relación con otros delitos sexuales ocurridos recientemente la capital vizcaína, si bien el departamento vasco de Seguridad no ha confirmado este dato.

Ruiz ha pedido a los jueces «más firmeza» contra quienes han cometido esos delitos, porque sus autores suelen repetirlos, «como se ha comprobado en el caso de La Manada», individuos que acumulan ya varias condenas por hechos parecidos. «¿En qué está pensando la judicatura para dejar en libertad a cuatro de los arrestados? ¿Por qué hacen distingos?», se ha preguntado. Si los seis participaron, «es el mismo delito y merecen el mismo destino: la cárcel», ha opinado.

Antecedentes penales

Los hombres fueron detenidos en la madrugada del viernes después de que una joven acudiera a un centro hospitalario donde denunció haber sufrido una agresión sexual en grupo a las 23:30. Posteriormente, de acuerdo a su testimonio, le arrojaron 17 euros antes de abandonarla. Tres de los agresores tenían antecedentes penales y uno de ellos, el presunto cabecilla, había protagonizado peleas con arma blanca y robos en la ciudad. Un tatuaje que este individuo tiene en el cuello permitió su identificación y posteriormente, su detención. Todos fueron arrestados en las cuatro horas siguientes al ataque.

La Asociación Clara Campoamor se presentará como acusación popular en el caso de esta agresión sexual, según anunció ayer su presidenta, Blanca Estrella, quien exigió que se mantenga la prisión preventiva para «estos seis bestias», en referencia a los detenidos, porque «ni los animales se comportan de esa manera». La responsable de la entidad feminista subrayó que estos «comportamientos tienen que parar» y, a su juicio, la única solución es aplicar una «justicia ejemplarizante que ponga por delante de el derecho a la integridad física de la víctima frente al del violador, el maltratador o el pederasta, porque ahora primeros son ellos y la agredida el último mono». Según añadió, si los juzgados «funcionan bien, estos bárbaros se lo pensarán dos veces antes de actuar con la impunidad con la que lo hacen ahora».

Estrella subrayó que el objetivo de su asociación es ayudar a la Fiscalía, «que lo que tiene que hacer ahora es trabajar». Además, se ofreció para hacer «todo el recorrido al lado de la víctima» porque, según advirtió, «el proceso legal, con instancia al supremo incluida, puede durar hasta cinco años, y le ofrecemos asistencia gratuita de una profesional porque no queremos que en ningún momento se encuentre sola». También le proporcionará un servicio psicológico.

Las muestras de apoyo a la víctima comenzaron el viernes. Miles de personas se concentraron en la plaza del Arriaga de la capital vizcaína para expresar su rechazo a esta agresión sexual y también instituciones vascas y partidos expresaron su repulsa a lo largo del viernes, al tiempo que hicieron llegar a la víctima su apoyo y solidaridad.

Por su parte, la Ertzaintza aseguró que en el País Vasco ya está tomando otras medidas preventivas de carácter más específico que se empezarán a aplicar desde hoy mismo en las fiestas de La Blanca en Vitoria y que se repetirán en San Sebastián y Bilbao. Se trata de, en colaboración con las policías locales, la distribución de folletos informativos con consejos para evitar «agresiones sexistas». Y entre éstos destaca la recomendación a las mujeres de no caminar solas por las noches, así como que intenten no aceptar «citas extrañas ni a ciegas». En cualquier caso, si deciden acudir, les proponen optar por quedar «en algún lugar conocido y que lo sepan sus amistades».

Más información