Detienen al hombre con una orden de alejamiento que mató a su pareja en Lepe

Concentración esta mañana en Lepe en repulsa por el crimen machista. / EFE

Se encontraba en busca y captura desde que ayer su pareja, de 24 años y con dos hijas, fuera encontrada muerta en su casa

CECILIA CUERDOSevilla

El hombre de 32 años y nacionalidad rumana acusado de asesinar a puñaladas a su pareja, de 24 años, en Lepe (Huelva) fue detenido ayer por la Guardia Civil en un municipio onubense a escasos kilómetros de la localidad donde residía. Sobre él pesaba una orden de alejamiento después de que hace escasos 20 días la joven Cristina M. le hubiera denunciado por malos tratos. Las dos hijas de la pareja, de 5 y 2 años, permanecen ahora bajo tutela de la Junta de Andalucía hasta que se determine con quién vivirán en el futuro.

Fuentes de la Guardia Civil confirmaron que la detención se produjo a primera hora de la tarde del domingo cuando estaba oculto en una finca agrícola en Tariquejos, una pedanía que dista unos 20 kilómetros de la vivienda de la víctima y frecuentada habitualmente por los temporeros rumanos. Los agentes habían ampliado el radio de búsqueda y establecido dispositivos por las carreteras provinciales y el río ante el temor de que el hombre, identificado como D. V., hubiera podido huir a la vecina Portugal, según indicó el alcalde de Lepe, Juan Manuel González, tras concluir la concentración y el minuto de silencio que organizó el consistorio como muestra de repulsa por el crimen machista. El joven permanece ahora en los calabozos de la Guardia Civil a la espera de pasar en las próximas horas a disposición judicial.

El asesinato de Cristina se produjo en torno a las ocho y media de la mañana en su casa de la calle Méndez Núñez, donde residía con sus dos hijas pequeñas y un familiar de su ex pareja. Al parecer, D. V. irrumpió en la vivienda y tras protagonizar una violenta discusión acabó con la vida de la joven, que la próxima semana hubiera cumplido 25 años, y se dio a la fuga. Fue una vecina la que, tras oír las voces, alertó a los servicios de emergencias. Cuando los agentes llegaron al lugar encontraron en el suelo el cuerpo ya sin vida de la víctima con numerosas heridas de arma blanca.

El arrestado, que se había ocultado en una finca, no podía acercarse a 200 metros de la asesinada

La mujer, que llevaba cuatro años residiendo en Lepe y dedicada a los trabajos de recolección de fruta, había presentado una denuncia por malos tratos ante la Guardia Civil hace varias semanas, lo que motivó que el juez dictara una orden de alejamiento sobre su agresor el día 17 de junio. Tenía prohibido expresamente acercarse a menos de 200 metros de la víctima, su domicilio, lugar de trabajo o cualquier otro punto frecuentado por ella, así como comunicarse con la misma por cualquier medio o procedimiento. Asimismo, fuentes municipales confirmaron que la chica era usuaria de los servicios sociales del ayuntamiento y que había solicitado ayuda como víctima de violencia de género. De hecho, tenía pendiente una cita para la próxima semana.

Las dos hijas de la pareja se encontraban en la vivienda en el momento de los hechos, aunque estaban dormidas, por lo que no se percataron de lo sucedido. Los servicios sociales de la Junta de Andalucía han asumido su tutela y activado el protocolo de acogida urgente para que puedan estar conviviendo con una familia de acogida hasta que se determine quién se quedará con su custodia, ya que Cristina no tenía a ningún familiar en España. No obstante, varias familias de Lepe ya han mostrado su disposición a adoptar a las menores para que no sean separadas y permanezcan el menor tiempo posible bajo tutela de la administración, explicó la presidenta de Asociación de Rumanos de la Costa de Huelva (ARCOH), Mihaela Ciliciu.

Más información:

 

Fotos