Una cuarta parte de los niños seguirán siendo pobres en 2030

Varios niños en situación de pobreza. / Ó. Chamorro

Save the Children reclama que la inversión presupuestaria para la lucha contra la pobreza infantil ascienda hasta el 2,4% del PIB

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTOMadrid

La tasa de pobreza infantil apenas descenderá durante la próxima década si la inversión no aumenta hasta el 2,4% del PIB, según el informe 'El futuro donde queremos crecer', presentado este viernes por Save the Children, que reclama que el bienestar de la infancia se priorice durante la tramitación del Proyecto de Ley de Presupuestos de 2019.

La tasa de riesgo de pobreza y exclusión infantil (según el indicador AROPE) se sitúa en el 28,3%, es decir, afecta a 2,2 millones de niños. Con el porcentaje actual de inversiones destinadas a los niños, en 2030 se situará, de acuerdo al estudio de Save the Children, en el 26,5%, una reducción de menos de dos puntos, lo que se convertiría en una «cronificación de la pobreza».

«Que más de una cuarta parte de los niños esté en situación de pobreza es un un porcentaje altísimo e inaceptable», asegura Andrés Conde, director de la ONG en España, que argumenta la inversión en políticas de infancia también con un enfoque económico: «El coste de no hacer nada es del 5% del PIB».

Conde explica que un niño en situación de pobreza es aquel «que no se nutre con las suficientes proteínas, que duerme en una habitación sin climatización, que no dispone de material escolar adecuado y que no puede acudir a clases particulares por motivos económicos». «A estos niños se les está negando una oportunidad de futuro», agrega.

Save the Children reclama inversiones en políticas de la infancia y darle un enfoque integral, de manera que se aborden campos como la alimentación, la educación, la sanidad y la pobreza energética, entre otros. En concreto, la ONG propone una 'Enmienda del futuro' a los Presupuestos que incluye: un aumento a la prestación dirigida a las familias más vulnerables, que debería elevarse de los 24,25 euros actuales a cien al mes por cada hijo o hija (supondría, según la ONG, una inversión de 2.400 millones); políticas de refuerzo educativo (7.900 millones) y el acceso universal a la educación de cero a tres años; lucha contra la obesidad infantil y la salud mental, visual y bucodental de los niños (231 millones); y políticas de conciliación familiar (4.700 millones).

Ejemplos como los de Alemania, Reino Unido o Dinamarca, donde se han reducido las tasas de pobreza infantil, son, a juicio de la ONG, extrapolables a España. Según su informe, la mejora del empleo no será suficiente para reducir en los parámetros necesarios los índices de pobreza.

Temas

Pobreza
 

Fotos