Quince internos del CIS de León pujarán la Condena de Cristo en la Procesión del Perdón

Imagen de la Procesión del Perdón./
Imagen de la Procesión del Perdón.

El obispo de León, Julián López, ofrecerá este Martes Santo una recepción en el Palacio Episcopal a este grupo de personas que se encuetran en el Centro de Inserción Social

LEONOTICIAS

El obispo de León, Julián López, ofrecerá mañana martes día 16 de abril, Martes Santo, a partir de las 11 horas en el Palacio Episcopal (Plaza de Regla, 7) una recepción a un grupo de 15 internos del Centro de Inserción Social-CIS «Jesús Haddad», que por la tarde participarán como braceros en la tradicional Procesión del Perdón que organiza la Cofradía Santo Cristo del Perdón.

Estos 15 internos, clasificados en segundo o tercer grado penitenciario, se encuentran dentro del Programa de Tutela Externa de Permisos y Salidas Penitenciarias que gestiona Cáritas Diocesana de León desde el año 2003 en colaboración con el Centro Penitenciario de Villahierro, en Mansilla de las Mulas, orientado a ofrecer a los internos e internas que cumplen con los requisitos marcados por la Ley y que, por carecer de arraigo social y familiar o vinculación geográfica cercana, la posibilidad de disfrutar permisos ordinarios en una Casa de Acogida con el fin de «acoger y acompañar los procesos de las personas internas, así como de sus familias, con el objeto de favorecer su inserción social».

Dentro de este Programa Cáritas Diocesana de León se encarga de la gestión de permisos ordinarios de seis días fraccionados en dos semanas que se desarrollan en la Casa de Acogida de esta institución diocesana, con la supervisión de un técnico y el acompañamiento de voluntarios, y en el que participan internos residentes en el Centro Penitenciario de Villahierro (Mansilla de las Mulas) calificados en segundo grado penitenciario.

También Cáritas Diocesana de León lleva adelante un programa de salidas penitenciarias de duración determinada en el que participan internos en régimen de semilibertad, calificados en tercer grado penitenciario, y que residen en el Centro de Inserción Social-CIS «Jesús Haddad» con una labor continuada desde el año 2003 «en el medio penitenciario para acoger, ayudar y acompañar el proceso de las personas privadas de libertad y de sus familias». Y de manera directa, toda esta actividad de Cáritas Diocesana en la gestión de permisos, se completa con la atención personal en el propio Centro Penitenciario de Villahierro y la realización de talleres de Preparación de Primeros Permisos, así como Talleres de Hábitos Saludables e Higiene, gestión de la paquetería entre personas internas que no comunican con sus familias y orientación laboral.

A lo largo del año 2018, toda esta actividad del denominado Programa Penitenciario de Cáritas Diocesana de León se concretó en 1.284 intervenciones que permitieron atender a 187 personas y gestionar el disfrute de 120 permisos por parte de 45 personas, 36 hombres y 9 mujeres.

Además, la Diócesis de León desarrolla un trabajo específico en el Centro Penitenciario de Mansilla de las Mulas a través del Secretariado de Pastoral Penitenciaria, con presencia directa de dos capellanes y un grupo de 30 personas voluntarias que día a día acercan el mensaje evangélico a la población reclusa de Villahierro, con celebraciones eucarísticas ordinarias los sábados y con la promoción de un Grupo de Lectura Creyente que acerca el Evangelio a los internos que los desean desde la «clave de trabajar para impulsar la participación en la vida social y ciudadana a través de actividades comunitarias de tipo cultural, religioso, que resultan reparadoras y en beneficio de la sociedad».