El Museo de Semana Santa tiene cubierto el 50% del presupuesto y apunta al primer trimestre de 2020

Interior del Museo de la Semana Santa.

La Fundación garantiza que la obra «se va a terminar» y no rechazan acudir a créditos bancarios para completar los cinco millones que cuesta el proyecto completo

RUBÉN FARIÑASLeón

Un proyecto singular. Una gran obra que no para. Los plazos se están cumpliendo para que los leoneses puedan disfrutar de una realidad que dará imagen y sonido a la Semana Santa de León.

La Fundación ha logrado cubrir en torno al 50% de los cinco millones que estaban presupuestados para la rehabilitación del Seminario Mayor y levantar entre sus muros el futuro Museo Diocesano y de la Semana Santa de León.

«Las obras van a su nivel de programación», ha recordado Pedro Puente, que espera tener terminada la obra a finales de 2019, aunque no descarta que la fecha definitiva de entrega del proyecto se dilate hasta el primer trimestre de 2020.

Lo que sí está garantizado es que la obra se va a terminar. Hasta el momento, las aportaciones han llegado de la siguiente manera: 1,2 millones lo ha aportado la Junta de Castilla y León, medio millón el Ayuntamiento de León y 200.000 euros la Diputación Provincial. A ello se suma alguna empresa leonesa, que no ha querido publicitarse, y que ha facilitado los materiales. En caso de que no haya más ayudas o colaboraciones, la Fundación se personaría para solicitar un crédito bancario.

¿Cómo va el museo?

Tras el último acuerdo con la Diputación, que ayudará en la rehabilitación de la fachada principal, el próximo objetivo será cubrir el gran patio, que es el proyecto mayor que queda por hacer. También falta por desarrollar la sala de audiovisuales para que la gente pueda disfrutar de la Semana Santa en el tiempo.

El museo cuenta con cuatro características que otros espacios expositivos no tienen: una gran capilla compartida con el Seminario mayor; un gran salón de actos para las cofradías; un gran taller; y las exposiciones temporales a disposición de todas las cofradías y hermandades de la provincia.

«Intentamos que el museo sea dinámico y cambiante, que de respuesta a las Semanas Santas que no se pueden visitar, como las de los pueblos, y que tienen tallas de valor que expondremos aquí».

 

Fotos