La nieve apaga el incendio de Candelario

La nieve apaga el incendio de Candelario

A falta de perimetrarse la superficie quemada, se estima que una quinientas hectáreas han quedado calcinadas

EL NORTE

Una gran nevada caída esta noche en las zonas más altas de la Sierra de Béjar ha conseguido extinguir el importante incendio que desde la tarde del miércoles asolaba una zona del término municipal de Candelario.

Según han confirmado a Efe fuentes de la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en Salamanca, el fuego ya se da por extinguido.

Por el momento no se ha podido concretar el espacio quemado porque «todo ha quedado cubierto por una importante capa de nieve», según las fuentes.

Sin embargo, ayer el alcalde de Candelario, Pablo Hernández, calculó que se habían arrasado unas 500 hectáreas de monte bajo y escobas, y explicó que el fuego se había quedado cerca de una zona de bosque de pinos.

Ayer por la tarde, los servicios de lucha contra el fuego no pudieron trabajar por el fuerte viento y esta mañana los helicópteros no han podido perimetrar la zona quemada porque todo ha quedado tapado por la nieve.

En los trabajos de extinción del incendio, han participado desde el miércoles tres helicópteros, -uno con base en El Maíllo (Salamanca) y otro en Ávila, además del de coordinación-, así como dos auto-bombas, tres cuadrillas de tierra, un técnico y un agente de Medio Ambiente, según han explicado fuentes de la Junta de Castilla y León.