Ponferrada habilitará aparcamientos alternativos en Gómez Núñez y valora cambiar el sentido del vial para que dé entrada al centro

El alcalde, Olegario Ramón, en la reunión con vecinos, comerciantes y propietarios de locales de la calle Gómez Núñez./Carmen Ramos
El alcalde, Olegario Ramón, en la reunión con vecinos, comerciantes y propietarios de locales de la calle Gómez Núñez. / Carmen Ramos

El alcalde se reúne con el colectivo de vecinos, comerciantes y propietarios de locales y avanza como un proyecto «de mandato» la posibilidad de construir un aparcamiento en altura en la zona

CARMEN RAMOSPonferrada

El Ayuntamiento de Ponferrada estudiará alternativas para intentar paliar el problema de la eliminación de aparcamientos en la calle Gómez Núñez con las obras deremodelación y valorará la posibilidad de cambiar el sentido de vial para que sea de entrada al centro de la ciudad y no de salida como se contempla en el proyecto, tal y como reclaman vecinos y comerciantes. Este fue el compromiso contraído por el alcalde, Olegario Ramón, durante la reunión mantenida este jueves con los representantes de vecinos propietarios de locales y comerciantes de la zona.

Ramón valoró la reunión como «provechosa» dado que ha permitido «ver alternativas para intentar paliar esos problemas de aparcamiento y el tema del sentido de la calle», apuntó. Respecto a esta última solución, avanzó que se trata de una cuestión que «ya están estudiando los técnicos» y avanzó los ingenieros municipales consideran que «parece que es viable pero también tiene algunos problemillas». Una situación que el equipo de gobierno valorará 'in situ' con los técnicos «para comprobar cuáles son».

En cuanto a la creación de nuevos estacionamientos, el primer edil puso sobre la mesa la idea de negociar con los propietarios de solares para que «durante un cierto tiempo los cedieran al Ayuntaminto para poder utilizarlos como aparcamiento», todo ello «con el compromiso, evidentemente, de que si se llega a construir se les devolverá inmediatamente», señaló. Entre otras opciones, el Ayuntamiento estudia también la posibilidad de habilitar una zona ORA naranja en los alrededores «que hay que ver con la emresa concesionaria» o incluso establecer un convenio con el parking para que se facilite el aparcamiento a los clientes de establecimientos durante la primera hora.

Olegario Ramón insistió en que el objetivo es conseguir la «humanización del centro» por entender que «favorece a la ciudad porque la situación actual supone la crisis del comercio y nosotros no queremos perjudicar a nadie, todo lo contrario, queremos dinamizar el centro de la ciudad, donde la prioridad sean las personas, y si hay personas entrarán en los comercios», explicó. A largo plazo, el regidor municipal anunció incluso la posibilidad de llevar a cabo una actuación «más de fondo y de mandato» como la construcción de un aparcamiento en altura.

El primer edil explicó que por parte los vecinos, propietarios de locales y comerciantes «no hemos notado una oposición frontal al proyecto, aunque sí un cierto malestar porque creen que se les debería haber explicado con anterioridad». Asimismo, indicó que el equipo de gobierno se reunirá semanalmente con los afectados «para ir viendo el desarrollo de la obra».

«Creo que ha sido positiva la reunión y desde luego están especialmente satisfechos de que se les haya recibido tan rápidamente», aseveró Ramón.

«El proyecto no nos gusta demasiado»

La portavoz del colectivo, Loly Carbajo, se mostró satisfecha del compromiso del equipo de gobierno para mejorar los aparcamientos y estudiar la posibilidad de mantener Gómez Núñez como vial de entrada a la ciudad. Reconoce que el proyecto «no nos gusta demasiado» porque contempla «aceras muy anchas y un carril estrecho». No obstante, se muestran dispuestos a dar un margen de confianza al equipo de gobierno para que tenga en cuenta sus consideraciones a fin de que la remodelación de la calle pueda beneficiar al comercio de la zona.

Entre las peticiones de los comerciantes se incluye la necesidad de habilitar una zona de carga y descarga frente al Hogar del Pensionista que permita aparcar de forma libre durante un periodo limitado de 15 minutos.

El colectivo confía en que se cumpla de forma rigurosa el plazo de tres meses para la ejecución de los trabajos teniendo en cuenta que el primer día de las obras «ya dejó de venir gente a la zona».