El alcalde de Ponferrada se reunirá con los vecinos de La Rosaleda para «reconducir la situación» por el conflicto de la ORA

Usuarios pagando el servicio de aparcamiento de la zona azul también denominado ORA (Ordenanza Reguladora del Aparcamiento), en Ponferrada. /César Sánchez
Usuarios pagando el servicio de aparcamiento de la zona azul también denominado ORA (Ordenanza Reguladora del Aparcamiento), en Ponferrada. / César Sánchez

Olegario Ramón asegura que las 174 plazas de la zona azul que se crearán en la zona no generarán «perjuicio a los vecinos» dado que se establecerán en tramos de cuatro calles y afectarán a un único portal

CARMEN RAMOSPonferrada

El alcalde Ponferrada, Olegario Ramón, se reunirá este miércoles con los representantes de la Asociación de Vecinos del barrio de la Rosaleda en un intento de «reconducir la situación» tras el conflicto suscitado por la intención de crear 174 plazas de aparcamiento de la zona azul en las inmediaciones del centro comercial El Rosal.

«Confío en que se pueda reconducir la situación, evidentemente», indicó Ramón que no dudó en lanzar un 'mea culpa' y achacó el problema a «una comunicación no excesivamente adecuada por parte del equipo de gobierno» sobre la implantación de la ORA en tramos de cuatro calles de este enclave.

En este sentido, el primer edil insistió en que es «un enfoque equivocado y además no es real» trasladar a la ciudadanía la idea de que «queremos revitalizar el centro porque eso es querer dar a entener que queremos castigar al centro comercial para revitalizar al centro».

El primer edil recordó que como compensación a la pérdida de plazas por la conversión de 600 de zona azul en naranja la empresa Dornier, adjudicataria del servicio, pide al Ayuntamiento, en base al contrato, que cree 174 plazas «no en las calles enteras sino en los trozos de calle que rodean el centro comercial» y que se localizan en las calles Juana Ginzo y Clara Campoamor así como en las avenidas de Asturias y de la Constitución.

Ramón subraya, además, que en esa zona «hay un único portal de vecinos afectado» y avanzó incluso la posibilidad de rebajar en ese enclave el número de plazas de aparcamiento ORA que se crearán en el barrio de la Rosaleda que cuenta en la actualidad con 2.000 plaza de estacionamiento libre.

«Entendemos que el centro comercial tiene su aparcamiento, bien grande con dos plantas y que no hay un perjuicio evidente a los vecinos porque no hay edificios prácticametne afectados», concluyó el regidor.