El amargo fin de semana de la nieve

La estación de Cerler, antes de la llegada del fin de semana/Grupo Aramón
La estación de Cerler, antes de la llegada del fin de semana / Grupo Aramón

La llegada del viento a muchos centros impidió que se pudiera disfrutar de un domingo de buenas condiciones en las pistas

J. GONZALOMADRID

Se esperaba un fin de semana complicado, ahora que la llegada del viento había hecho su aparición, justo en el mejor momento y cuando la nieve se acumulaba de manera importante en prácticamente todas las pistas del país. La tónica general del inicio de curso había sido difícil, salvo algunas excepciones, alargando la apertura, en la mayor parte de los casos, hasta el mes de enero, cuando, por fin, la climatología ha sido benévola.

Sin embargo, como cada año, la aparición del viento como factor adverso provoca que muchos centros invernales se mantengan cerrados durante diferentes jornadas. Lo hacen con sus cotas más altas, al menos, si no es con la estación al completo. Un mal que este domingo ha afectado a buena parte del país. Sobre todo, en aquellas zonas que históricamente lo sufren.

Cataluña, la más afectada

Aunque ya estaban avisadas, la llegada de este temporal ha dejado varias afectadas. Ha sido especialmente Cataluña una de las zonas más afectadas por la meteorología. Tanto Boí Taull, que este lunes ya comienza a funcionar con normalidad y recibe un viento moderado, como las estaciones del Pallars -Tavascán, Port Aine y Espot- fueron protagonistas, así como Vallter2000. En ninguna de ellas se pudo aprovechar un domingo en el que se esperaba una buena afluencia de público.

La zona de Brañilín, durante la jornada del domingo
La zona de Brañilín, durante la jornada del domingo / Webcam Valgrande-Pajares

Se podrá, durante esta semana, pisar una nieve cada vez en mejores condiciones para deslizarse por sus pistas, pues las previsiones marcan una jornadas bastante más tranquilas.

También se sufrió en la zona aragonesa el final de una semana demasiado compleja, con algunas dificultades en áreas de Cerler y Formigal-Panticosa, donde el viento alcanzó fuertes rachas. Incluso en la zona de la Cordillera Cantábrica hubo problemas. Valgrande-Pajares sufrió algo similar, aunque ahora comienza la semana de la mejor forma posible y presenta unas pistas repletas de nieve.

 

Fotos