Vestas no reserva puestos de trabajo para la plantilla de Villadangos y sus plantas en España no demandan empleo

Campamento a las puertas de la planta de Villadangos. /leonoticias
Campamento a las puertas de la planta de Villadangos. / leonoticias

La oferta de recolocaciones es abierta y está sujeta a la demanda laboral en cada país | Empresa y comité se reunirán de lunas a domingo en reuniones de mañana y tarde para intentar cerrar un acuerdo en el Plan Social del ERE

A. CUBILLAS
A. CUBILLASLeón

Semana crucial para el futuro de Vestas en Villadangos del Páramo.

Dirección y comité de empresa se citarán de lunes a domingo en reuniones de mañana y tarde para intentar llegar a un acuerdo en torno al Plan de Acompañamiento Social del ERE de extinción que presentó la multinacional danesa a la totalidad de su plantilla -367 trabajadores-.

Encima de la mesa, dos ofertas alejadas.

Por un lado, Vestas condiciona el acuerdo a la reincorporación laboral y reanudación de la línea de producción para finalizar la maquinaría y dar salida al stock.

Por el otro, la plantilla que pone como condición 'sine qua non' la cesión gratuita de los terrenos y las instalaciones para atraer un nuevo proyecto industria que ofrezca garantías laborales.

Vestas ofrece

-Indemnizaciones de 33 días por año trabajado con un máximo de 24 mensualidades

-Exclusión del ERE de los mayores de 61 años

-Indemnizaciones de 20 días por servicio y un tope de 12 mensualidades en las recolocaciones de plantas de Vestas fuera de España

-Gastos de transporte del trabajador y su familia en las recolocaciones en las plantas de Daimiel y Viveiro

-Compromiso de indemnizaciones de 33 días en las recolocaciones que sean objeto de despidos antes de 12 meses

-Cese de la actividad el 31 de diciembre de 2018

-Incremento salarial del 25% para reanudar la unidad productiva

La plantilla exige

-Cesión gratuita de los terrenos y las instalaciones de Villadangos del Páramo

-Creación de una bolsa de empleo con prioridad de incorporación en la nueva unidad productiva que instale en la factoría de Vestas

-Indemnizaciones de 87 días por año de servicio

-Exclusión del ERE a los mayores de 54 años

-Mantenimiento del seguro médico durante todo el 2019

-Finalizar la producción el 31 de junio de 2019

-Incremento a 97 días por año trabajado las indemnizaciones de los trabajadores que se reanuden las labores productivas

-Creación de una comisión de seguimiento para vigilar el cumplimiento de los acuerdos

Y, en el tira y afloja, Vestas presenta como principal baza su oferta de recolocaciones. Ha sido su oferta desde que hiciera pública su intención de cierre de la planta leonesa y, en ella, no existen fronteras.

China, Australia, Brasil, Argentina o la India son algunos de los destinos que la compañía ha puesto encima de la mesa en una oferta que, en cualquier caso, es indeterminada y que está sujeta a las necesidades de cada factoría, es decir, conforme a la oferta y la demanda.

Recolocaciones abiertas

Es decir, los trabajadores de Villadangos del Páramo podrían acceder a cualquier de los puestos que día a día oferta la multinacional a través de su página web, sin que exista un número de empleos reservados a cubrir por la plantilla leonesa.

Recolocaciones que, en su mayoría, obligarían a salir de España porque aunque la oferta la incluya también Vestas Manufacturing, en la actualidad no hay ni una sola oferta de trabajo para las plantas de Daimiel (Ciudad Real) y Viveiro (Lugo).

Las opciones dentro de España son bajas, más aún después de que la multinacional despidiese a 400 trabajadores temporales de su planta manchega, a pesar de que su compromiso para por su reincorporación en 2019.

Como última baza, Vestas ha trasladado su intención de impulsar un plan de recolocaciones dentro de la provincia de León, con el reto de encontrar un empleo al 80% de la plantilla en el plazo de 24 meses. Una oferta «poco creíble» para el comité de empresa.

De esta forma y conforme a la demanda, Brasil, Argentina o incluso China se perfilen como los destinos de primer orden para los trabajadores de la planta de Villadangos, que se mantienen firme en su exigencia de seguir ligados laboralmente a León a través de un nuevo proyecto industrial.

Contenido Patrocinado

Fotos