Los trabajadores de ETT en Vestas demandan una indemnización justa y conforme a la Ley

Imagen de la planta de Vestas en Villadangos del Páramo./
Imagen de la planta de Vestas en Villadangos del Páramo.

Comienzan las vistas por las demandas de los trabajadores subcontratados que exigen a Vestas que reconozca su antigüedad en la empresa

E. PRESSLeón

Los juzgados de lo Social de León han comenzado a conocer las demandas presentadas por trabajadores contratados por 'Vestas Manufacturing' a través de una ETT y que prestaron sus servicios en la planta ubicada en la localidad leonesa de Villadangos del Páramo.

Estos trabajadores, que suponen mas de un tercio de la plantilla que llegó a tener Vestas en su fábrica de Villadangos Y que cerró sus puertas el pasado 31 de diciembre, vieron como se les «dejó de lado» en el ERE firmado el pasado mes de octubre, «sin que pudieran hacer nada al respecto», según han informado a Europa Press fuentes del caso.

La declaración de uno de los trabajadores ha permitido conocer que «esta cesión ilegal de mano de obra», se venía produciendo en la planta leonesa de Vestas desde «al menos 2015», aunque ha salido a la luz después de que, tras las reiteradas denuncias sindicales y de los propios trabajadores, la Inspección de Trabajo decidiese tomar cartas en el asunto.

La Inspección de trabajo de León requirió en abril de 2018 a Vestas a que, en un plazo máximo de cuatro meses, diese de alta a 86 trabajadores que habían estado prestando sus servicios para la compañía a través de la empresa de trabajo temporal 'Manpower Team' desde 2015, al considerar que la compañía «había utilizado estos contratos para fines distintos a los previstos por la Ley».

A pesar de tal requerimiento, la multinacional danesa hizo caso omiso al requerimiento, por lo que Trabajo levantó un acta de infracción por unos hechos que calificó como «graves».

Los 86 trabajadores contratados por ETT confían en que se pueda revertir la situación de discriminación que sufrieron cuando se firmó el ERE el pasado 7 de octubre, ya que fueron dados de alta un día después de que se firmase dicho Expediente de Regulación de Empleo, por lo que tan sólo percibieron una indemnización de 1.000 euros, frente al resto de los trabajadores fijos que obtuvieron 60 días por año trabajado.

Estos trabajadores contratados por ETT confían en que los tribunales, les reconozcan los años que prestaron sus servicios para la compañía danesa, ya que algunos entraron a trabajar en la planta de Vestas en 2015 y realizaron «idénticas funciones» que el resto de los trabajadores, pero en una situación de precariedad laboral «absolutamente injustificada», según ha precisado las mismas fuentes.

 

Fotos