'Piru' traslada la incertidumbre de la plantilla de Vestas sobre los empleos que asumirá el inversor

El trabajador de Vestas Andrés Turienzo. /Peio García
El trabajador de Vestas Andrés Turienzo. / Peio García

El trabajador que viajó en bicicleta hasta Dinamarca aboga por ejercer «medidas de presión» para que la empresa convierta el ERE en un despido

MIRIAM BADIOLA

El trabajador de Vestas que viajó en bicicleta hasta las oficinas centrales de la empresa en Dinamarca, Andrés Turiezo Llamazares, 'Piru', aseguró que el anuncio sobre la existencia de un nuevo inversor para la factoría de Villadangos del Páramo es la noticia que todos los trabajadores estaban esperando, pero trasladó la incertidumbre de todos sus compañeros por saber «cuántos puestos de trabajo va a asumir».

«Puede ser que a la nueva empresa le baste con 40 trabajadores o que se haga cargo de 300», apuntó 'Piru' en declaraciones a Ical, quien «a pesar de que esté todo muy en el aire», quiso celebrar que lo que prometieron las administraciones «se haga realidad».

Sin embargo, Llamazares puso la vista en la negociación del Expediente de Regulación, cuyo plazo finaliza este domingo, para lo que abogó por «utilizar la producción que está por terminar» para conseguir un «acuerdo justo» y que no se ejecute el ERE, «que sería de 20 días por año trabajado».

Para el ciclista de Vestas, la solución pasaría por «hacer medidas de presión para lograr un despido», ya que «la empresa funciona y no tiene pérdidas».

Respecto a su gesta, el viaje en bicicleta a Dinamarca, 'Piru' no consideró que «por eso se haya conseguido nada», sino que se trató de una más de las medidas que tomaron los trabajadores, «como las manifestaciones o el campamento a las puertas de la fábrica para evitar la actividad».

Contenido Patrocinado

Fotos