Piden dos años de cárcel por abandonar a su copiloto en Santa María del Páramo tras un accidente de tráfico

Piden dos años de cárcel por abandonar a su copiloto en Santa María del Páramo tras un accidente de tráfico

El conductor perdió el control del vehículo y volcó en una cuneta, llamó a un amigo y ambos abandonaron al copiloto sin prestarle la menor ayuda ni dar aviso a un centro de salud

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

Sufre un accidente y abandona a su compañero. Esta es la acusación que recae sobre un hombre que tuvo un accidente de tráfico el pasado 3 de diciembre de 2012 en la localidad leonesa de Villamañán y que tras dar varios volantazos con el vehículo perdió el control y acabó volcando en una cuneta.

En ese momento el conductor llamó a un amigo que de inmediato se trasladó al lugar de los hechos y entre ambos trasladaron al copiloto hasta la localidad de Santa María del Páramo. Allí dejaron abandonado al hombre de 67 años, sin prestarle la menor ayuda ni dar aviso a un centro de salud o a la autoridad competente. Una noche en la que según aparece en la denuncia de la Fiscalía permaneció a la intemperie más de una hora con «gélidas temperaturas» hasta que un vecino le encontró y dio aviso al servicio de emergencias.

El denunciante estuvo hospitalizado un total de 155 días, incapacitado durante 300 y tardó 660 días en curar todas las lesiones que le produjo el vuelco del vehículo.

Tanto el conductor del coche, como el amigo que acudió tras su llamada se enfrentan a un delito de omisión de socorro, por el cual la fiscalía pide para el primero dos años de prisión y para el amigo una pena de multa de diez meses.

Las defensas de los acusados niegan que los hechos se desarrollasen de esta manera y que no hay ningún delito en lo que sucedió. Por su parte, el amigo que acudió a la llamada asegura que el se encontraba en su casa cuando recibe la llamada y acude al lugar del suceso y asegura que cuando llega ambos se encuentran esperando mientras fuman un cigarro y «aparentemente ninguno tiene lesiones. El amigo insiste en que él llevó al denunciante donde le solicitó y que le dejó a 20 metros de su propio domicilio fumando en la acera «para que se le pasara un poco más los efectos del alcohol antes de entrar en casa».