El Gobierno compromete «todas las ayudas» para que «cuaje» la venta y el nuevo proyecto industrial en Vestas

Virginia Bacones, este viernes en el acuartalamiento de León. / S. Santos

Virginia Barcones apela a la Junta de Castilla y León a la unidad de acción entre todas las administraciones ante la compleja crisis laboral que se vive en Villadangos del Páramo

A.C.
A.C. León

El Gobierno mantiene su discurso y sigue apelando a la unidad de acción para lograr dar una solución al conflicto laboral de Vestas en Villadangos del Páramo.

Por ello, Virginia Barcones, la delegada en Castilla y León, no habla de deslealtad ni de carreras enfrentadas las que han emprendido el Ministerio de Industria y la Consejería de Economía.

Durante la celebración de los actos de la Hispanidad en la capital leonesa, Barcones ha evitado entrar en ese debate y se ha mostrado satisfecha tras el acuerdo alcanzado por Gobierno, UGT y CCOO con la multinacional danesa.

Un acuerdo que, aunque no se traduzca en el mantenimiento de la compañía, plasma el compromiso de Vestas para garantizar la reindustrialización de Villadangos. «No era el objetivo deseado inicial pero sí nos permite seguir avanzando y conseguir el objetivo final, que no es otro que no se pierda la unidad productiva ni el empleo».

Posibles compradores

La Fundación Anclaje, tal y como anunció este jueves la consejera Pilar del Olmo, ha localizado dos posibles compradores interesados en impulsar una actividad industrial en el planta de Villadangos del Páramo que Vestas prevé cerrar el 31 de diciembre.

Por una parte, Quantum Capital Partner, un fondo de inversión alemán, que mantendría la actividad dentro del mismo sector eólico y que tiene experiencia en España. Así por ejemplo, fue el comprador de la planta gijonesa de Tenneco en el año 2016, garantizando el mantenimiento de toda la plantilla.

El fondo inversor mantendría la actividad el dentro del mismo sector (el eólico), por lo que inicialmente se garantizaría la totalidad de la plantilla. En cualquier caso, ha advertido, se desconocen más detalles de su proyecto industrial para Villadangos.

Por la otra, un empresario «de la tierra muy conocido» que se ha interesado por las instalaciones de Vestas, poniendo encima de la mesa un proyecto industrial «serio» que implicará una inversión de 70 millones y la creación de 200 empleos directos y un millar indirectos. Su nombre aún no se ha desvelado –para garantizar el éxito de las negociaciones- pero la actividad sería ajena al sector eólico.

Y para que alguien compre, remarcó Barcones, es necesario que otro esté dispuesto a vender. «El acuerdo es importante porque Vestas manifiesta su voluntad de querer trasmitir la factoría», señaló Barcones, que atribuyó este éxito no sólo a la presión política de las administraciones sino también a la presión social de los trabajadores, los sindicatos y la sociedad leonesa.

Sobre los dos posibles inversores –un fondo alemán y un empresario de Castilla y León-, Barcones reconoció no conocer ninguna de las dos ofertas, si bien aseguró que el Gobierno pondrá en marcha todos los mecanismos necesarios para que algunas de las dos opciones cuaje.

«Tenemos las puertas abiertas para mantener reuniones con ellos y poner encima de la mesa todas las líneas de ayudas y acompañamiento a la mejor opción. El Gobierno ofrece la máxima colaboración porque, por encima de todo, lo que queremos es que no se pierda el empleo».

Y por ello, aseguró que desde el Ministro de Industria, con Reyes Maroto a la cabeza, se seguirá trabajando con discreción, a la par que lanzó un grito a la unidad de acción ante la complejidad de la crisis laboral abierta en Villadangos del Páramo. «Desde luego unidos somos mucho más fuertes y unidos tengo la esperanza de que consigamos un resultado satisfactorio».

Contenido Patrocinado

Fotos