El Ayuntamiento de Villadangos se hará cargo del gasto de luz y agua del campamento huelguista de Vestas

Teodoro García, alcalde de Villadangos, junto al presidente de la Diputación de León, Juan Martínez Majo, en el pleno extraordinario de este viernes. / Sandra Santos

El consistorio espera poder colaborar también en tema de alimentos mientras critica con dureza a la empresa danesa: «lo que están haciendo no tiene nombre»

Dani González
DANI GONZÁLEZLeón

Dispuestos a colaborar y del lado de los trabajadores. Así se ha posicionado el Ayuntamiento de Villadangos, que, en boca de su alcalde Teodoro García, ha mostrado su intención de buscar todo tipo de ayudas para colaborar con la supervivencia del campamento huelgusita de los trabajadores de Vestas frente a la factoría de Villadangos.

«Todos aquellos asuntos que corren de parte del Ayuntamiento, como la luz y el agua del campamento, lo asumiremos», afirma Teodoro García, que ha pedido a los huelguistas, posteriormente, que se acerquen a una de las aceras de la calle donde está situada la factoría para facilitar el suministro de electricidad.

Además, el alcalde de Villadangos está a la espera de encontrar «un resquicio legal» para poder suministrar alimentos y bebida a los empleados de Vestas. «Si fuera posible, no habría problema en ayudarles como sea», señala.

«Nos han engañado a todos»

El Ayuntamiento de Villadangos, además, ha celebrado este viernes un pleno extraordinario para aprobar una moción de apoyo a estos trabajadores, con presencia de varios diputados provinciales y empleados de la compañía. El discurso ha sido duro contra la empresa danesa y critican sus movimientos en las últimas semanas.

«Esta multinacional presume de tener beneficios, de hacer las cosas bien, de ser ecologistas... pero luego deja tiradas a muchas familias. Lo de Vestas no tiene nombre», asegura Teodoro García, a lo que Juan Martínez Majo, presidente de la Diputación, añadió, dirigiéndose a los empleados de Vestas: «os han engañado a vosotros, pero también a nosotros. Nos han engañado a todos».

Pero, ante todo, lo que más preocupa en el consistorio de Villadangos es la situación en la que quedarán muchas personas que se irán a la calle si se confirma el cierre de Vestas. Afirman que, si se consolida, afectará al municipio y la provincia, pero ante todo a multitud de vecinos.

«Estamos intentando ayuda como sea. Hay muchas parejas que trabajan ahí, que tienen niños y una hipoteca. No sabemos cómo podemos ayudarles, pero lo intentaremos. Es un tema terrible», confirma.

Con el ánimo de ayudar en todo lo posible a la lucha de los trabajadores de Vestas y dejando claro que están al lado de su reivindicación, el Ayuntamiento de Villadangos se agarra a un pequeño halo de esperanza para que el conflicto pueda solucionarse.

Contenido Patrocinado

Fotos