Los líos de Vox con las políticas LGTBI

Un diputado posa junto Abascal con una camiseta LGBTI./Óscar Chamorro
Un diputado posa junto Abascal con una camiseta LGBTI. / Óscar Chamorro

La celebración del Orgullo o el matrimonio homosexual son algunos de los principales caballos de batalla de la formación que lidera Santiago Abascal

Miguel Ángel Alfonso
MIGUEL ÁNGEL ALFONSOMadrid

En su lucha por forjar una indentidad propia y diferenciarse del resto de partidos de la derecha como Cs o PP, gran parte de la estrategia de Vox se ha basado en marcar una línea roja frente a las políticas LGTBI, aunque siempre vigilando las salidas de tono de sus dirigentes en sus críticas.

Uno de los principales frentes de lucha del partido liderado por Santiago Abascal ha sido la oposición a los actos del 'Orgullo Gay' en las diferentes ciudades españolas, «una imposición ideológica», tal y como lo describen en su propia página web. Allí añaden que estas «vulneran derechos de los vecinos, normativas municipales y se malversan bienes y dinero de titularidad pública».

Uno de sus primeros espada, Javier Ortega Smith -diputado de Vox en el Congreso y acusación popular en el juicio del 'procés'- llegó a proponer durante la campaña de las últimas elecciones municipales por la alcaldía de Madrid que se trasladara la multitudinaria celebración del Orgullo a la Casa de Campo de la capital. «Lo sacaremos de Madrid porque causa problemas y atascos. Los mandaríamos dentro de la Casa de Campo con un contrato de responsabilidad para que la limpieza la paguen los organizadores», dijo el dirigente en un debate.

Este miércoles, además, ha vuelto a distanciarse de la celebración y han roto con una de sus recién electas ediles en Torremolinos (Málaga), según informa SUR. Lucía Cuín se fotografió en un balcón donde colgaba una bandera multicolor, lo que le ha costado su despedida del partido y las críticas por parte de la cúpula.

Otro de los frentes de batalla de Vox es el matrimonio homosexual, ya que prefieren optar por denominarlo unión civil, ya que abogan por cpmsoderar el matrimonio tradicional como una institución que sólo une al hombre con una mujer. «Es una unión civil como la que podrían tener dos hermanas viudas», dijo el propio Abascal en una entrevista en Antena 3.