Encontronazo entre Torra y Albiol en el homenaje de Cambrils

Las autoridades participan en la ofrenda floral. /Efe
Las autoridades participan en la ofrenda floral. / Efe

El líder del PP catalán reprocha a Torra haber elegido el aniversario de los atentados para alentar a «atacar al Estado»

Nuria Vega
NURIA VEGAMadrid

Minutos antes del homenaje convocado en Cambrils en recuerdo de las víctimas de los atentados del año pasado en Cataluña, la atención se desvió este sábado hacia el líder del PP catalán y el presidente de la Generalitat. El cruce de reproches entre Xavier García Albiol y Quim Torra, aunque breve, sirvió para escenificar la fragilidad de la tregua política que pidieron las asociaciones de afectados por el 17-A y la tensión que persiste en vísperas del primer aniversario del referéndum secesionista.

En realidad, todo empezó a primera hora en las redes sociales. Albiol denunció en Twitter el anuncio de Torra de emprender una ofensiva contra el Estado. Se refería al discurso que el presidente de la Generalitat pronunció la tarde del viernes frente a la prisión de Lledoners, en Barcelona, donde están encarcelados algunos dirigentes secesionistas. «No vamos a defendernos -precisó entonces el máximo representante del Ejecutivo autonómico en referencia al proceso judicial abierto-, vamos a atacar a este Estado injusto».

El líder del PP catalán no tardó en recriminar cara a cara a Torra su advertencia. Aprovechó el momento del saludo de las autoridades antes del acto de Cambrils para censurar el contenido de sus palabras y, sobre todo, que fueran trasladadas en un día de recogimiento por los fallecidos en los ataques yihadistas en Cataluña.

Las imágenes captadas por las cámaras de TV3 tan sólo reflejan el malestar de Torra, que responde a Albiol y le deja con la palabra en la boca. «Cambio de impresiones», lo definió el dirigente popular, que tuvo la sensación de que su interlocutor había perdido la «compostura». «Le he dicho que sus declaraciones eran inadmisibles e inaceptables y ha perdido las formas (…), se ha ido diciendo no sé qué cosas, porque no le he entendido ni le he acabado de escuchar», resumió. El presidente catalán, mientras tanto, se limitó a señalar que no era momento para esa polémica.

La respuesta de Moncloa

El PP, sin embargo, ha tomado nota e interpreta que las palabras de Torra esconden la voluntad del independentismo de no cejar en su empeño y mantener el órdago al Estado. «El ataque comenzó contra el Rey, ha empezado ya con la demanda que Carles Puigdemont ha puesto al juez Pablo Llarena y con los 'escraches' que sufrió este magistrado y también con el reproche a los partidos constitucionalistas por pedir paz y libertad», lamentó Pablo Casado, molesto por la «instrumentalización», dijo, que el independentismo ha hecho estos días de las víctimas de los atentados.

El presidente del PP exigió en este contexto al Gobierno una respuesta. Que el Ejecutivo explique qué «mecanismos jurídicos, constitucionales o administrativos» va a poner en marcha para hacer frente a las «amenazas» de Torra. «Pedro Sánchez -cargó también el líder de Ciudadanos, Albert Rivera- se equivoca de aliados».

Desde la Moncloa, sin embargo, rehusaron entrar en la controversia. El Gobierno puso mucho cuidado en no hacer declaraciones políticas en el primer aniversario de los atentados. «Estamos -incidieron fuentes gubernamentales- homenajeando a las víctimas del terrorismo».

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos