La socialista María Chivite, nueva presidenta de Navarra gracias a la abstención de Bildu

María Chivite. /EFE
María Chivite. / EFE

Cinco de los siete diputados abertzales se han abstenido en la segunda votación de la investidura de la candidata del PSN

Ander Azpiroz
ANDER AZPIROZMadrid

No ha habido sorpresas. La socialista María Chivite se ha convertido este viernes en la nueva presidenta de Navarra. La candidata del PSN ha obtenido los 23 votos a favor de su partido, Geroa Bai, Podemos e IU. En contra han votado los 20 diputados de Navarra Suma -coalición integrada por Unión del Pueblo Navarro (UPN), PP y Ciudadanos- y dos de Bildu, mientras que los otros cinco representantes abertzales se han abstenido por decisión de las bases de la formación que lidera Arnaldo Otegi.

A Chivite le queda una dura legislatura por delante, en la que gobernará en coalición con Geroa Bai -coalición en la que participa el PNV- y Podemos. Navarra Suma ya ha avanzado que no apoyará ninguna de sus medidas mientras que Bildu pondrá como condición que los socialistas se sienten a negociar con ellos. "Aquí todo el mundo habla con todo el mundo. Nos ha parecido un tanto irresponsable que el PSN se mantenga en una posición de no hablar, cuando tendrá que sacar los presupuestos con Navarra Suma o con nosotros", resumió este viernes Otegi

El nuevo Ejecutivo contará con trece consejerías, de las que ocho recaerán en el PSN, cuatro en Geroa Bai y una en Podemos, mientras que IU ha rechazado formar parte del Ejecutivo.

Apoyo PP y Ciudadanos

La candidata socialista y el PSOE han sido duramente criticados desde la derecha. Tanto PP como Ciudadanos acusan a Pedro Sánchez y a Chivite de haber vendido Navarra al independentismo. Incluso se ha insinuado que se podría abrir un proceso de incorporación la comunidad foral al País Vasco, una posibilidad que contempla la Constitución. Según la nueva portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, "el PSOE ha traicionado tanto a España como a Navarra".

Desde el PSOE se niega que se haya pactado con Bildu. La Navarra es, en cierto modo, una situación similar a Andalucía, Murcia o Comunidad de Madrid, donde Ciudadanos mantiene que no ha negociado con Vox a cambio de que la formación de ultraderecha permita gobiernos de coalición entre el PP y los liberales.